jueves, 30 de junio de 2011

Soldados musulmanes filtraron información sobre mandos militares de Melilla a islamistas radicales


Alerta Digital

Los servicios de información marroquíes en la provincia marroquí de Nador (a 12 kilómetros de Melilla) alertaron en 2005 al canciller del Consulado General de España de una reunión celebrada en un establecimiento hotelero de aquella ciudad marroquí entre militares españoles de obediencia islámica y tres dirigentes del partido ilegalizado Justicia y Espiritualidad.

Según ha sabido Alerta Digital, la reunión se celebró en marzo de 2005 en el hotel Rif de la capital nadorense. Pese a la información recibida y a la envergadura del dato de que militares ‘españoles’ colaborasen supuestamente con una organización clandestina y vinculada con actividades terroristas, no existe constancia de que la Comandancia General de Melilla abriese alguna vía de investigación para el esclarecimiento de los hechos. No es la primera vez que los servicios de información marroquíes han informado a las autoridades españolas de hechos en los que toman parte ciudadanos de origen marroquí y que podrían poner en peligro la seguridad interna de las ciudades de Melilla y Ceuta.

En todos los casos, precisan nuestras mismas fuentes, el interés parece ser mínimo. La información, que fue facilitada al canciller del Consulado General de España en Nador en marzo del 2005, fue firmada y redactada a mano en tres folios de tamaño A 4 por un alto cargo de los servicios de información policiales en el vecino Reino. En ella se mencionaba el dato de que soldados españoles de religión musulmana pertenecientes a la guarnición de Melilla, habían mantenido una reunión en el hotel Rif de Nador con dirigentes de la ilegalizada Justicia y Espiritualidad. En el transcurso de este encuentro, controlado en todo momento por agentes marroquíes, los militares ‘españoles’ entregaron a los radicales islámicos grabaciones del interior de algunos acuartelamientos de Melilla y de actividades castrenses.

Asimismo, los militares ofrecieron datos personales de mandos militares españoles. Tras la reunión del hotel Rif, los tres islamistas fueron abordados y detenidos en las inmediaciones del paseo marítimo de Nador y conducidos hasta Rabat. A los pocos días de estos hechos, un periódico marroquí (Assada) adelantó algunos datos sobre la operación. Pese a las evidencias, todos los partidos políticos en Melilla hicieron caso omiso a las informaciones. También la Delegación del Gobierno. Interpelada entonces la Comandancia General de Melilla sobre qué pasos pensaba dar para localizar a los soldados, la respuesta era siempre la misma: silencio oficial.

Alerta Digital ha sabido también que los servicios de información marroquíes llevan años informando a las autoridades españolas de la conversión de Melilla en uno de los principales focos del islamismo radical de todo el Mediterráneo. Preguntada una de nuestras fuentes sobre el por qué la policía marroquí no ejerce sobre ellos un mayor control, mencionó el hecho de que la mayoría cuenta con nacionalidad española.

“A todos los efectos”, precisó, “son tan españoles como usted, así que no podemos hacer otra cosa que informar a las autoridades españolas. Salvo en el caso de que sean descubiertos en alguna reunión ilegal, en cuyo caso son detenidos y sometidos a juicio”. Entre las reuniones celebradas en Nador por los islamistas y que fueron detectadas por la policía marroquí, destaca una que tuvo lugar en la primavera de 2006 en un domicilio particular del nadorense barrio de Oulad Mimoun. En ella se dieron cita alrededor de medio centenar de islamistas de tendencia sufí.

En dicha reunión se habló de perpetrar atentados con bomba en Melilla e incluso se sondeó quién de los presentes estaría dispuesto a hacer de mártir. Finalizada la reunión, los islamistas fueron detenidos a medida que se dispersaban por las calles de alrededor. De los detenidos, al menos una decena tenía fijada su residencia en Melilla.

Política del avestruz

Alerta Digital ya informó de otro hecho singularmente grave y que, sin embargo, fue ocultado a la opinión pública: la desaparición de armamento (un par de pistolas), en el antiguo acuartelamiento de Regulares 52. Las pistolas, según fuentes castrenses a las que AD tuvo acceso, fueron halladas posteriormente, aunque no los autores de la sustracción. La Comandancia General de Melilla prefirió lanzar un ‘manto de silencio’ y evitó comentar cualquiera de estos asuntos. Oficialmente, no existen. Todo sea por la vigencia de la Alianza de Civilizaciones. Otro dato apuntado por estas mismas fuentes y que preocupa cada vez más es la vinculación entre una parte de ese colectivo castrense y el transporte de tráfico de drogas a bordo de vehículos militares aprovechando los períodos de maniobra.

Hace unos meses, la Guardia Civil y la Policía Militar descubrieron un alijo de 25 kilos de hachís ocultos en una rueda de repuesto del remolque de un camión cocina de la Legión cuando éste se disponía a embarcar en un buque con destino a Almería para la realización de maniobras, informó un portavoz de la Comandancia General. Los hechos ocurrieron en el puerto durante una revista de control que practican conjuntamente miembros del Instituto Armado y el Grupo Cinológico de la Comandancia General en cada desplazamiento castrense, cuando los perros del estamento militar apuntaron la posible existencia de sustancia estupefaciente en un remolque donde iba almacenado material de cocina del Tercio Gran Capitán.

Exhaustivo análisis Después de ser analizado “exhaustivamente” el vehículo por los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Militar, se descubrió que en el interior de la rueda de repuesto del remolque perteneciente al Tercio Gran Capitán 1º de la Legión estaba el cannabis. El portavoz militar indicó que después de una primera estimación, la droga pesó 25 kilos. La Guardia Civil se hizo cargo de la intervención, sin que se produjeran detenciones.

Jugar con fuego

Los responsables políticos están jugando con fuego. Y el problema es que lo saben. Como consecuencia, se ha gestado una inquietante paradoja. Lo central (compromiso con la defensa nacional y fidelidad del soldado a lo que España, pese a Zapatero, representa y es), es lo menos y lo marginal (el toque distintivo de citar a Alá y al Corán en los partes de oraciones), es lo de más. Nuestro ejército en Melilla y Ceuta no es ajeno a este sainete multicultural que ha pretendido imponernos este Gobierno, por mucho que intente camuflar la desconfianza de numerosos mandos militares con recurrentes campañas de captación donde lo importante no es la procedencia ni la fidelidad del soldado sino el cumplimiento estadístico de unos cupos políticamente correctos.

San Sebastián 2016: medio jurado a sueldo del PSOE


POLÉMICA POR LA ELECCIÓN DE SAN SEBASTIÁN COMO CAPITAL CULTURAL

Cuatro de los seis elegidos por Cultura trabajan para una Administración socialista


Parte del equipo Donostia 2016 celebran la elección en la rueda de prensa de ayer
29 Junio 11 - - U. Fuente - Madrid/La Razón.es

La elección de San Sebastián como ciudad de la cultura para el año 2016 ha desatado una tormenta política. No porque la ganadora sea la capital donostiarra, sino por los motivos explícitos de su designación: el de un supuesto proceso político en marcha. Ayer, voces de varios colores ideológicos pidieron una rectificación. Desde Bruselas abundaron en esas motivaciones a pesar de contradecir las bases del concurso: «El principio de la no violencia ha sido un criterio importante. Hay una clara expectativa de que la ciudad que represente a la cultura pueda contribuir a frenar la violencia en el País Vasco», señaló la portavoz de la Comisión Europea.
El que levantó más la voz en contra de estos argumentos fueprecisamente el alcalde socialista de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ciudad que también aspiraba a ser designada. El primer edil dijo que el veredicto del jurado «incumplió los criterios que rigen» este concurso y pidió su impuganicón. «Estos señores no deben entrometerse en la política española», dijo Belloch, que anunció que «está redactando su protesta» y que está dispuesto «a llegar hasta el final» a pesar de que ahora no cabe la impugnación del fallo, sino que debería ser Cultura quien rechazara el resultado del jurado.

Una esperanza «infantil»
Para la gerente de la Fundación Córdoba Ciudad Cultura, Carlota Álvarez-Basso, es «ingenuo e infantil pensar que la capitalidad va a terminar con traer una paz que treinta años de democracia no han conseguido. Es un sinsentido». Álvarez-Basso también afirmó que en las bases estaba establecido que, de no haber una mayoría absoluta en la votación, la candidata debería ser elegida por mayoría de dos tercios de votos. En cambio, según se ha hecho público desde la candidatura de Segovia, el resultado final fue de siete votos a seis. Decidió el presidente del jurado. Una votación ajustada y en la que cada voto contó. Seis de los miembros los elige el Ministerio de Cultura. Y entre sus designados, cuatro son empleados públicos en administraciones controladas por el PSOE. Son Enrique Cabero Morán, que ha sido candidato por ese partido a la alcaldía de Salamanca en las últimas elecciones municipales y es portavoz del Grupo Socialista en la oposición tras ellas. Javier Martín Domínguez, que fue nombrado director de Gabinete de TVE en 2005, durante la primera legislatura del PSOE. Mireia Belil Boladeras, directora general de la Fundación Fórum de las Culturas integrada por tres patronos –Ayuntamiento de Barcelona, Generalitat de Cataluña y Ministerio de Cultura– que ahora cambian de color político pero han sido del PSOE. También Jordi Pascual (que puede acreditar una larga experiencia como gestor cultural) trabaja en el Instituto de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona. El quinto, Emilio Cassinello Aubán, fue comisario de la Expo 92 y ahora preside el Centro Internacional Toledo por la Paz, una entidad sin ánimo de lucro de la que son patronos el ex presidente de la Junta José María Barreda o la ministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez. González-Sinde intentó ayer dejar claras las intenciones del Gobierno: «Esperamos que la designación sirva para la paz».

Rubalcaba pide a Felipe González "que se ahorre" sus consejos


"SE MUY BIEN LO QUE TENGO QUE HACER"

El ex presidente del Gobierno había aconsejado al vicepresidente que abandone "ya" el Ejecutivo.

2011-06-30
Libertad Digital
J. Arias Borque

El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, parece no aceptar de muy buen grado los consejos sobre cuándo debe abandonar sus puestos en el Gobierno y cuándo y cómo debe centrarse exclusivamente en sus labores de candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno para las próximas elecciones.

Así quedó de manifiesto este jueves, cuando pidió al que fuera presidente del Ejecutivo durante más de doce años, Felipe González, "que se ahorre" sus consejos. "Que se los ahorre. Se muy bien lo que tengo que hacer y cuándo lo tengo que hacer", afirmó. Y eso que, justo antes de despreciar esas recomendaciones, dijo que "soy una persona que agradece los consejos" porque "es un ejercicio de inteligencia".

El descontento del vicepresidente primero se hizo público durante su comparecencia ante los medios de comunicación en el Palacio de El Pardo de Madrid, donde se celebra la reunión del G-6 de ministros del Interior (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Polonia y España) y Estados Unidos, durante la que se abordarán temas relacionados con la región africana del Sahel y la lucha contra el crimen organizado.

Horas antes, durante la celebración de un desayuno informativo de Europa Press, el ex presidente de Gobierno había aconsejado a Rubalcaba que abandone "ya" el Ejecutivo para dedicarse a su candidatura y añadía que a España "le conviene" que el Gobierno de Zapatero agote la legislatura, siempre que sea aprobando las reformas pendientes y unos Presupuestos Generales del Estado "coherentes con esas reformas", aunque no convenga al propio PSOE.

El PP insta al Gobierno a «vigilar» a Bildu, no a actuar ya contra ella


CARMEN REMÍREZ DE GANUZA / Madrid

30/06/2011/El Mundo

El PSOE enmienda su propuesta para que el Ejecutivo sólo «impida las amenazas»
Zapatero embustero PP y PSOE presentaron ayer en el Congreso sendas propuestas de resolución, aparentemente antagónicas, en relación con la actuación de Bildu en las diputaciones y ayuntamientos vascos y navarros.

De la distancia que separa a los dos grupos dan buena cuenta los enunciados de dichas propuestas; la popular, «para la defensa de la democracia en las instituciones vascas y navarras»; y la socialista, para el «acatamiento de todas las resoluciones judiciales»; la primera, en alerta frente a Bildu; la segunda, en defensa de su legalización por parte del Tribunal Constitucional.

Así, de hecho, se cuidó de explicar su propuesta el portavoz adjunto del Grupo Socialista, Eduardo Madina, «tras asistir en las últimas fechas», dijo, «a la mayor campaña de ataque directo y de desprestigio al Constitucional por parte de la derecha a propósito de las últimas resoluciones emitidas, y de las barbaridades que se han dicho sobre los magistrados».

Madina puso el acento en la defensa del TC, pese a que el breve texto de la propuesta socialista número 89 también contempla una advertencia a los ediles de Bildu: «En relación con las últimas decisiones de las más altas instancias jurisdiccionales, el Congreso de los Diputados manifiesta el máximo respeto y acatamiento de todas las resoluciones judiciales, así como la obligación que a todos los poderes públicos corresponde de cumplir y hacer cumplir la ley».

Muy al contrario, en la presentación de su propuesta de resolución, la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, puso el acento en el cúmulo de «circunstancias» que apuntan ya al incumplimiento de la ley por parte de los cargos electos de Bildu y que, sobre el papel registrado ayer por su Grupo, son seis: «El acoso a concejales del PP y el PNV, como en el caso de Elorrio; la retirada de símbolos constitucionales en los ayuntamientos; la prohibición de acceso a los escoltas en consistorios gobernados por Bildu; la presencia de destacados dirigentes de Batasuna en las tomas de posesión y en los equipos directivos de los Gobiernos de Bildu; los discursos reivindicativos de las posiciones defendidas por ETA-Batasuna que se escuchan en boca de los nuevos electos de Bildu, y, muy especialmente, la negativa a condenar la violencia terrorista de ETA y pedir su disolución».

En su exposición de motivos, el PP llega a afirmar que todos ellos son «indicios» que avalan la tesis del Supremo, esto es, «que los electos independientes de Bildu no son sino una continuación de Batasuna».

Sin embargo, la beligerancia popular se detiene prácticamente en este punto. Porque, en un texto tan medido o más que el socialista, la propuesta rebaja las expectativas abiertas por Rajoy en su discurso de la víspera en el Debate sobre el estado de la Nación, y elude por completo una exigencia explícita de desalojo o expulsión de los electos.

De hecho, y a diferencia de lo apuntado por Rajoy, la propuesta popular ni siquiera apela a la «incompatibilidad sobrevenida» que la reciente reforma de la Ley Electoral recoge para expulsar a los ediles de sus cargos. Muy probablemente, según los expertos, porque esto sólo es posible previa ilegalización de Bildu.

Sea como sea, los populares son muy cuidadosos con el Constitucional, al rescatar del texto de su sentencia la referencia a «una panoplia de instrumentos de control a posteriori», contenida en las últimas reformas legales, y para la que, según el texto popular, «sobran argumentos».

En definitiva, lo que textualmente propone el PP es que el Gobierno «extreme la vigilancia sobre la conducta y las manifestaciones de los electos de Bildu, a fin de evitar que utilicen las instituciones democráticas para continuar la estrategia marcada por Batasuna ETA». Y ello, «desde la lealtad al Pacto Antiterrorista», lo que significa que Rajoy no está dispuesto a romperlo si el Gobierno desatiende su petición.

El Grupo Socialista no ignoró la propuesta popular, y decidió enmendarla para reducir el reclamo al Gobierno de que «vigile» por el de que «impida las amenazas», asegurando, eso sí, el respeto a las víctimas. También remarca la necesidad de respetar la sentencia que permitió su concurrencia en las elecciones. El PP la calificó de «inaceptable».

JAVIER ORTEGA / OLGA R. SANMARTÍN / Zaragoza / Madrid

30/06/2011

Las ciudades derrotadas protestan por la decisión

El alcalde de Zaragoza encabeza una rebelión para instar a que San Sebastián no sea la capital europea de la cultura

Mientras Bildu se probaba ayer frente al espejo el traje nuevo de pacifismo que le ha valido a San Sebastián la capitalidad europea de la cultura en 2016, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, fraguaba por teléfono una rebelión de ciudades indignadas. El dirigente socialista habló con los regidores de las candidaturas derrotadas -Córdoba, Burgos, Segovia y Las Palmas- para hacer frente común. Por un lado, van a presionar al Gobierno para que trate de invalidar la concesión y fuerce a repetir todo el proceso. Por otro, tienen la intención de poner en marcha una red de ciudades culturales, una iniciativa parecida a la que en 2008 crearon los municipios ingleses que perdieron frente a Liverpool.

«El Ministerio de Cultura tiene una posibilidad, que es la de no tramitar el expediente, y Zaragoza va a solicitar que no tramite ese expediente y devuelva el informe a los miembros del jurado para que realicen de nuevo una evolución con la exclusión del criterio político», decía ayer un Belloch que daba cuenta de su «enfado». Si Cultura no les hace caso y la opción donostiarra sigue adelante, advirtió, irán «a los tribunales».

Belloch, como otros alcaldes, denuncia que en la decisión han influido criterios políticos, cuando las bases europeas de la convocatoria establecen que se deben tener en cuenta aspectos culturales. La Comisión Europea reconoce sin reparos que el principio de «la no violencia ha sido un criterio importante para elegir a la ciudad», pero defiende que la elección se ha llevado a cabo «bajo el procedimiento establecido y por expertos independientes».

Pero no es esto lo que piensan los alcaldes, y tampoco algunos miembros del Gobierno, como la ministra de Medio Ambiente (e impulsora de la candidatura de Córdoba), Rosa Aguilar, que ve un «grave error» que se haya tenido en cuenta el argumento político de la pacificación, o el vicepresidente Manuel Chaves, que considera «sorprendente» la designación.

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle (PP), dijo que hará una «petición formal» de información al Comité de Selección y al Ministerio. «Nos parece obligatorio que se den las explicaciones oportunas, que se digan los criterios que se han empleado para despejar cualquier tipo de duda. Dudas que tenemos hoy en toda España y, de forma especial, en las ciudades candidatas. Esperamos que se puedan hacer públicos todos los criterios y toda la puntuación de la ciudad elegida», defendió.

También el primer edil de Córdoba -la candidata favorita-, el popular José Antonio Nieto, anunció «acciones». «Si ha pesado más la política que el proyecto cultural, si la voluntad política ha sacrificado la esencia de las bases y su raíz, vamos a defender los intereses de Córdoba. No es una amenaza pero, si se han visto vulnerados por alguna razón, tenemos que hacerlo», advirtió.

Fuentes del proyecto Córdoba 2016 denuncian el «oscurantismo» que ha girado en torno a la votación. De hecho, el bufete de abogados Mariano Aguayo ha decidido impugnar la capitalidad por «ilegal». La firma asegura que ha solicitado ya a Cultura las actas del acuerdo por el que el jurado ha propuesto a San Sebastián «por motivos» ajenos a la legislación europea.

En Segovia, que perdió por seis a siete frente a la capital guipuzcoana, sus responsables políticos no son partidarios de la impugnación, como tampoco lo son en Las Palmas, pero unos y otros expresaron igualmente su decepción. Óscar López, secretario general del PSOE de Castilla y León, consideró: «No comparto el fallo del jurado, que considero estrepitoso; es un claro error». «No sé si alguien algún día dará alguien una explicación seria a lo que ha sucedido, pero yo tengo que seguir manifestando mi sorpresa», añadió el alcalde, Pedro Arahuetes, independiente en la lista del PSOE.

Mientras, el PP se ponía también del lado de las ciudades derrotadas y sólo Antonio Basagoiti, presidente de los populares en el País Vasco, mostraba su «alegría» por la designación.

Con información de Teresa Sanz, Toñi Caravaca, J. Maiques y Darío Prieto.

O. R. S. / Madrid

30/06/2011

El vicepresidente del jurado y la paz

Emilio Casinello, vicepresidente del jurado que optó por San Sebastián, dirige el Centro Internacional de Toledo para la Paz, una fundación sin ánimo de lucro que, como se define en su web, «tiene como objetivo contribuir a la prevención y resolución de conflictos, la gestión de crisis y la consolidación de la paz». Es decir, una organización que ejerce de mediadora en conflictos, como lo es el centro Henry Dunant (que medió con ETA). Fuentes parlamentarias europeas expresaron ayer su extrañeza por la victoria repentina de San Sebastián, «cuando todo el mundo daba por hecho que iba a ser Córdoba»

Madrid

30/06/2011

Detienen a un etarra en Francia y otro escapa

La Policía francesa detuvo anoche en la Dordoña (el departamento número 24 de Francia, en el centro-sur del país) a un presunto miembro de ETA después de que intentase robar un coche en una casa de campo. El detenido fue descubierto por los propietarios del vehículo, según informaron a Efe fuentes de la lucha antiterrorista.

El individuo, cuya identidad no se había facilitado al cierre de esta edición, conducía un Peugeot 307 e iba acompañado por otra persona que huyó y a la que buscaban de madrugada las fuerzas de seguridad francesas.

Según las mismas fuentes, en el momento de la detención se produjo un forcejeo entre el detenido y los agentes. El arrestado, que se identificó como miembro de ETA, fue trasladado a dependencias policiales. Entretanto, la policía francesa puso en marcha un amplio despliegue para detener al presunto terrorista huido.

Esta nueva operación se produce tan sólo 12 días después de la detención del también etarra Iñaki Atxalandabaso, quien fue arrestado en la región francesa de Chambery cuando viajaba en un tren procedente de Turín. En el momento del arresto, trasladaba numeroso material electrónico para la confección de artefactos explosivos.

«Una mente jurídica orquestó la actuación de Manzano en el 11-M»


OAQUÍN MANSO / Madrid

30/06/2011/El Mundo

La Unión de Oficiales (UO) de la Guardia Civil ha presentado una batería de diligencias para impulsar la causa contra el ex jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano. Su portavoz y letrado, Jesús Martín Vázquez, defiende que actúan para preservar la «limpieza» de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Pregunta.- ¿Qué es la Unión de Oficiales y cómo se financia?

Respuesta.- Es una asociación profesional que aglutina a los miembros de la Guardia Civil recogidos en la escala ejecutiva. Casi el 50% de los oficiales está asociado. Pese a que la ley reconoce que tenemos derecho a recibir subvenciones, el Gobierno siempre se ha negado y subsistimos sólo con las aportaciones de los socios. En cambio, en febrero, al sindicato abertzale LAB se le concedieron 200.000 euros del Estado.

P.- ¿Y por qué se persona en una causa contra un comisario de la Policía, como es Sánchez Manzano?

R.- Lo que quiere la Guardia Civil es, sobre todo, preservar la limpieza y la imagen de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Y nos importan también las víctimas, que se les pueda dar una Justicia debida a las más de 2.000 familias que han quedado destrozadas.

P.- ¿Por qué ahora?

R.- Nuestros bienes son escasos, y por motivos económicos no pudimos meternos antes. Ahora estamos recibiendo anónimos y cartas con información sobre el 11-M y otros asuntos, y alentamos a quien conozca cuestiones que puedan esclarecer los hechos a que lo siga haciendo.

P.- ¿Respetó Manzano los protocolos de actuación en el 11-M?

R.- No, como queda reflejado en las declaraciones de los Tedax de Madrid, que están diciendo que eso fue una chapuza. Es palmario que la cadena de custodia se rompió.

P.- Algún tedax ha dicho que su actuación estaba «orquestada».

R.- Aparentemente, fue una chapuza. Pero que nadie caiga en ese error: nuestra opinión es que estaba orquestado y, además, por una mente jurídica que conocía las normas, no por un policía. No fue fortuito.

P.- ¿Es materialmente posible hacer desaparecer las «toneladas» de muestras que recogieron los Tedax?

R.- Es viable en el momento en el que uno de las eslabones de la cadena de custodia se rompe. Pero hay que ser muy hábil.

P.- La juez ha preguntado a la Audiencia quién mandó destruir los trenes. ¿Qué esperan de esa diligencia?

R.- La juez Coro Cillán lo pide porque a día de hoy no está claro quién lo ordenó. Pero más que confirmar que fuese el juez Del Olmo, nos interesa saber quién fue el que le instó a él a destruir los trenes. Y tuvo que ser un policía.

P.- Han reclamado varios testimonios, entre ellos el de un tedax al que señalan por custodiar las muestras.

R.- Van a arrojar luz acerca de la ruptura de la cadena de custodia. Y el posible responsable de la recepción de muestras tendrá que explicar cuál fue su papel.

P.- En el caso Faisán, comparten la dirección letrada con el PP. ¿Están de acuerdo con sus tesis?

R.- Garzón nos obligó, pero nada tenemos que ver con un partido político. La UO no tiene ideología. Estamos seguros de que el chivatazo entraña una actuación irresponsable o criminal que puso en peligro la seguridad del Estado, pero es más lo que nos separa que lo que nos une, por eso hemos pedido al juez que nos permita separarnos.

P.- También se han querellado contra el mando único, Francisco Javier Velázquez. ¿Por qué?

R.- La UO tiene peso suficiente para tener representación en el Consejo del Instituto Armado y en el órgano de gobierno de la Asociación pro Huérfanos, que tiene un presupuesto anual de unos 25 millones de euros. Se le ha pedido reiteradamente que lo incluya en el orden del día y él ha evitado hacerlo, obstruyendo un derecho fundamental y la posibilidad de controlar su gestión.

P.- Y tienen en marcha una Iniciativa Legislativa Popular. ¿Para qué?

R.- Llevamos recogidas 200.000 firmas para una ILP que no cuestiona el carácter militar de la Guardia Civil: pretende equiparar los derechos de sus miembros con los que tienen los de las Fuerzas Armadas o los de la Policía. Pide que se aplique el sentir de los ciudadanos: la Guardia Civil es el cuerpo más querido.

miércoles, 29 de junio de 2011

Díez, a Zapatero: "No habrá días en el calendario para perdonar lo que ha hecho"


REGRESO DE ETA A LAS INSTITUCIONES

En un demoledor discurso, la diputada de UPyD ha recordado al presidente que él es responsable principal de que ETA esté en las instituciones.

2011-06-29
libertad digital

En su turno de intervenciones durante el Debate sobre el estado de la Nación, Rosa Díez ha realizado un demoledor discurso contra Rodríguez Zapatero. "Tras siete años nos deja un país donde todo está peor que hace un año", dijo la diputada de UPYD, que citó los puntos clave por los que España está en crisis.

Sin embargo, añadió que "desde el punto de vista político todavía está peor" puesto que "ha ido desmantelando el Estado para mantenerse en La Moncloa". De hecho, Díez recordó la decisión gracias a la cual Bildu ha podido concurrir a las elecciones. "Gracias a unos magistrados del Tribunal Constitucional tutelados por ustedes tenemos a los testaferros de ETA en las instituciones".

Igualmente, reprochó a Zapatero que por ello ya hay concejales que han dimitido por la presión, porque de nuevo "se vuelve a jalear a los terroristas en las calles", y que de nuevo han comenzado a retirar los símbolos, como las banderas o los cuadros del Rey, de los ayuntamientos en los que ya gobiernan los proetarras.

Por ello, citó la demoledora carta que Rubén Múgica, hijo del asesinado por ETA Fernando Múgica, dirigió a Rodríguez Zapatero. "En la Cámara me adhiero a esta denuncia", dijo. "Los responsables tienen nombres y apellidos y el responsable es usted, Rodríguez Zapatero, y no habrá días en el calendario para perdonar lo que ha hecho".

Posteriormente, pasó a citar las propuestas de UPyD para intentar salir de la crisis. Para Rosa Díez esta salida pasa por abordar un cambio del modelo de Estado. Para ello, citó 10 propuestas. La política vasca abogó por una reforma constitucional para definir las competencias del Estado y de las Comunidades Autónomas así como de la Ley Electoral General.

También ha pedido en el Congreso una separación "efectiva" de poderes y la restauración de la autonomía del poder judicial. Otra medida pasa por la "instauración de la igualdad efectiva de los ciudadanos con independencia de donde vivan".

Entre sus propuestas destacó también su petición de un "estado central fuerte, con competencias exclusivas, y la eliminación de duplicidades administrativas". Por último, pidió una reforma del mercado laboral, la derogación de las normas intervencionistas y exigió una Unión Europea más fuerte, con "más federalismo y menos nacionalismo".

"El tiempo que usted trata de ganar para su partido es tiempo que pierde España. No acabe usted de la peor de las maneras. Tenga finalmente un gesto patriótico de pensar en el interés del país antes de en el interés de su partido. Usted ya se ha despedido. Se despidió ayer. Haga lo que suele hacer la gente después de despedirse: marcharse", manifestó en su turno de dúplica.

"Díez antes era más amable"

En su turno de réplica, Rodríguez Zapatero evitó hablar sobre ETA y las acusaciones de Rosa Díez. Eso sí, dijo al final de su intervención que "la señora Díez era mas amable cuando estábamos en el mismo partido".

Del mismo modo, el presidente del Gobierno acusó a la líder de UPyD de aprovechar su discurso para presentar su programa electoral. El socialista presumió de las políticas sociales que ha realizado y citó el matrimonio homosexual, el divorcio exprés, la identidad sexual, la de igualdad de género, la ley del aborto, la de igualdad de trato, la memoria histórica y la muerte digna, entre otras.

Así, Zapatero insistió en su turno de dúplica en que "cuando estaba en otra formación no utilizaba esos adjetivos que utiliza ahora, que son muy descalificatorios". Le dijo además que el tono político de Rosa Díez se ha centrado en la "descalificación insistente, el adjetivo más lacerante" lo que ha generado cierta distancia, en su opinión, con la imagen que los españoles tienen de la democracia.

Víctimas del 11-M reprochan a Telecinco que ignore la sentencia del Supremo


Miniserie sobre el atentado

Al contrario de lo que afirman desde Telecinco, no todas las asociaciones de víctimas están conformes con lo que se verá en la miniserie.

2011-06-29
Libertad Digital
esradio

El director general de contenidos de Telecinco habló de la miniserie del 11-M que van a estrenar en el canal para desmentir que vayan a hacer un tratamiento "morboso" de la tragedia. Para ello, aseguró que sólo presentarían los hechos "probados" y que las víctimas habían dado su visto bueno.

En Es la noche de César, Eloy Marín, de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, aclaró que ellos vieron la serie, pero sólo porque se lo solicitaron a la cadena. En un principio no estaban invitados.

Afirmó que la "dramatización" de la serie está fundamentada en un "hilo conductor": que los atentados "fueron consecuencia de la guerra de Irak" y que lo cometieron "musulmanes muy radicalizados" como venganza.

Según Marín, les reprocharon a los responsables de Telecinco que no recogieran la sentencia del Supremo, que estableció que se desconoce la autoría intelectual y que "no está probada la relación de Al Qaeda".

Zapatero se despide


MARISA CRUZ / Madrid

29/06/2011/El Mundo

Aprovecha su último Debate sobre el estado de la Nación para dar las gracias a los grupos políticos y expresar su «respeto más profundo a España»
Rajoy le desea «lo mejor para su futuro personal y familiar», Duran Lleida le agradece el «tiempo dedicado a servir al país» y Erkoreka «su esfuerzo»
El líder del PP le pide que «acabe ya con el calvario» y adelante las elecciones y el portavoz de CiU le dice que «la legislatura está agotada»

Zapatero embusteroZapatero dice adiós. Su útimo Debate sobre el estado de la Nación sólo deja una duda abierta: ¿cuál será la fecha exacta de las elecciones? El presidente no quiso avanzarlo, pero la sensación que sobrevoló la Cámara después de escuchar sus palabras fue la de que la llamada a las urnas se producirá en otoño.

Mientras tanto, pocas novedades caben esperar en la vida diaria de los españoles. Ayer ni Zapatero planteó nuevas iniciativas, ni el líder de la oposición desveló sus alternativas. Probablemente, porque para el primero ya no queda tiempo, en tanto que para el segundo aún no ha llegado el momento definitivo.

El debate político se empantanó, como en tantas otras ocasiones, en el cruce de reproches a cuenta de la incapacidad del Gobierno para generar confianza y a propósito de la falta de cooperación prestada por el Partido Popular a la hora de impulsar las reformas que necesita el país. Uno y otro se culparon de haberse puesto palos en las ruedas.

Zapatero embusteroNada más, apenas cuatro ideas seminuevas de último minuto expresadas por Zapatero a modo de testamento. A saber: la aprobación de una regla de techo de gasto en las autonomías similar a la que se va a aprobar en el Estado y en las corporaciones locales; una línea nueva de crédito del ICO para permitir que los ayuntamientos alivien su morosidad y paguen a sus proveedores; un plan para proteger a las personas a las que les resulta imposible atender al pago de sus hipotecas, y, por último, nuevas medidas en favor de los emprendedores y autónomos.

A partir de ahí, dos claves predominaron: de un lado, el tono de despedida y, de otro, la insistente demanda de un buen número de fuerzas parlamentarias de celebrar elecciones cuanto antes.

El presidente del Gobierno expresó su «respeto más profundo» a España y rindió homenaje a la «convivencia en paz y libertad» de los españoles; recordó los intensos debates que ha mantenido a lo largo de siete años con los líderes parlamentarios, «tanto en los momentos de prosperidad como, ahora, de recesión y grave preocupación social», e insistió en que su actitud siempre ha sido ésa, la del respeto a un país sobre cuyo futuro dijo seguir manteniendo la «más absoluta confianza».

Para finalizar, también se despidió de su grupo parlamentario, que le agradeció en pie el homenaje con un cerrado aplauso.

Tras esta escenificación final, pocos dudaban de que el propio Zapatero estaba pronunciando sus últimas palabras desde la tribuna del Congreso. Algunos, sobre todo en las filas de la oposición, especulaban en pasillos sobre la posibilidad de que las Cámaras ya no se abran en septiembre, o lo que es lo mismo, que antes de las vacaciones de agosto Zapatero anuncie la convocatoria electoral.

Rajoy captó el tono de despedida, también Duran Lleida y Josu Erkoreka. Todos respondieron al adiós del presidente. El primero le reiteró su «consideración y respeto» -«sabe que se le tengo», dijo- y le expresó los «mejores deseos para su futuro personal y familiar».

El segundo le recordó que será la Historia quien le «juzgue», pero le agradeció calurosamente «el tiempo que ha dedicado a servir al país». «Bien o mal», añadió. Y el tercero le reconoció «su esfuerzo», su actitud «asequible, llana y normal» y su espíritu «volcado en el servicio público con un alto coste personal y familiar». Todos le desearon «lo mejor», pero también todos le echaron en cara que deje un país en estado comatoso, mucho peor que el que encontró cuando llegó al poder.

Los dos primeros, el líder del PP y el de CiU, reclamaron abiertamente el adelanto electoral.

Rajoy insistió en ello. «Este Gobierno», recalcó, «no hace sino empeorar las cosas. ¿Por qué prolonga esta calamidad, este calvario estéril, esta agonía? ¿Acaso los españoles tienen algo bueno que esperar de este Gobierno tras siete años?».

La intervención del líder de la oposición no fue, tal y como se esperaba, de tono presidencialista. Rajoy se limitó, como ha hecho en muchas ocasiones, a poner de relieve los graves errores que en su opinión ha cometido el Ejecutivo y recalcar que su tiempo ha pasado.

Así, no dudó en señalar que el país sigue enfangado en la crisis con cinco millones de parados, una deuda creciente, la prima de riesgo coqueteando con los 300 puntos, la demanda interna paralizada y el grifo del crédito cerrado.

El presidente del Gobierno reconoció estas circunstancias y el líder de la oposición las magnificó. Todo dentro de los cauces ya conocidos.

Como era de esperar, el presidente dedicó prácticamente todo su tiempo a defender su gestión, dificilísima, llegó a decir, en los últimos dos años, cuando los mercados financieros convulsos y desconfiados no han dado apenas respiro. Aseguró que con ello no pretendía desembarazarse de su «responsabilidad», pero sí poner de manifiesto que sólo el haber logrado que España se haya mantenido a flote sin necesidad de rescate -como les ha sucedido a Irlanda, Portugal y Grecia- es fruto «del esfuerzo colectivo».

Precisamente en la idea de unidad y trabajo conjunto quiso detenerse de forma especial. Zapatero hizo un llamamiento a todas las fuerzas políticas, pero muy claramente al PP, para que, al margen de los intereses partidistas, acepten prestarse a un «mínimo diálogo constructivo» para dar al país el «impulso definitivo» que necesita.

Y es que el presidente, que siempre tiene un rasgo optimista, dio por hecho que la economía española ha salido desde hace algo más de un año de la recesión. En concreto, habló de cinco trimestres de crecimiento continuado, aunque todavía muy débil, desde luego a todas luces insuficiente para crear empleo. Él, no obstante, está seguro, y así lo apuntó, de que la remontada del país empezará a verse con claridad en el segundo semestre del año.

Pocos se dejaron contagiar por estas palabras. Rajoy insistió en que «el país se desangra por el paro y la deuda», en tanto que el Gobierno sólo ofrece «promesas, excusas y adornos». «Su capacidad para resolver problemas se remite siempre a un futuro que nunca llega», le espetó.

Y después añadió: «Las elecciones permitirán abrir un tiempo nuevo, en tanto que usted pretende condenarnos a un tiempo perdido. Los ciudadanos le piden que se abran las urnas. No hay otro camino». Rajoy aseguró que él personalmente no tiene prisa; en su opinión, quienes sí la tienen son los españoles.

El portavoz de CiU, Duran Lleida, el único que llegó a esbozar propuestas políticas y económicas concretas, habló de «desaliento de la calle» para sumarse así a quienes ayer intentaron trasladar a Zapatero la desesperanza en la que están sumidos los ciudadanos.

También él dijo que «la legislatura está agotada» y planteó tres posibilidades. Sólo una, justo la que Duran dijo no recomendar, pasaba por prolongar el mandato hasta marzo. Las otras dos reclamaban el adelanto electoral a otoño: una de ellas cerrando previamente las reformas más maduras y, la otra, pactando ya en tres terrenos: el del empleo, el del impulso a la liquidez y el de la estabilidad para la Administración.

Por si acaso, Duran sí dejó claro que su grupo político no dará su voto al eventual proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2012. En opinión de CiU, el electroencefalograma económico del país «es plano», España necesita «un nuevo horizonte» y Zapatero «ya no se lo puede ofrecer».

El presidente del Gobierno no quiso, sin embargo, ahondar en la cuestión de las fechas electorales. De hecho, llegó a pedir tiempo para concluir con las reformas que, según aseguró, acabarán dando sus frutos. Y, en consecuencia, reclamó «respeto» a su autonomía como presidente para decidir el momento en el que convocará a las urnas.

Para el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, el futuro que le espera al país es «duro y complicado» y se impone hablar con «franqueza» a los ciudadanos. Muchísimo más duro fue el representante de IU, Gaspar Llamazares, quien no dudó en atacar a Zapatero por uno de los lados que más le duele: el de la renuncia a los principios de la izquierda. La misma tónica fue seguida por el portavoz de ERC, Joan Ridao.

Llamazares también optó por despedirse del presidente: «Yo también», dijo, «le deseo lo mejor desde el punto de vista personal y familiar y también desde el punto de vista político, porque creo», añadió, «que no se jubilará».

La juez cita a declarar al 'tedax' que custodió los restos del 11-M


JOAQUÍN MANSO / Madrid

29/06/2011/El Mundo

Acepta la petición de la UO de que comparezca Blázquez, mano derecha de Manzano
Zapatero embusteroEl tedax de la máxima confianza del imputado Juan Jesús Sánchez Manzano que ha sido señalado por la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO) como la persona que se hizo cargo de las toneladas de muestras del 11-M que desaparecieron tendrá que comparecer en el juzgado el próximo 8 de septiembre. La juez Coro Cillán aceptó ayer las diligencias solicitadas por los representantes del Instituto Armado: entre ellas, toda una batería de peticiones de información a unidades dependientes de la Dirección General de la Policía. La última vez que se les pidió algo, tardaron más de un año en responder.

En esta ocasión, la causa en la que el jefe de los Tedax durante el 11-M, su perito químico y otros dos artificieros están imputados por falso testimonio y encubrimiento tendrá material de sobra para seguir avanzando. Para empezar, el próximo 8 de julio comparecerán como testigos dos funcionarios policiales que los guardias civiles consideran importantes para arrojar luz sobre las pesquisas.

Y, pasadas las vacaciones de agosto, el 8 de septiembre declararán como testigos un agente de la Policía Científica y, sobre todo, el artificiero Fernando Blázquez, mano derecha de Sánchez Manzano e identificado en el escrito de la UO como «responsable de la cadena de custodia», porque «al parecer se hizo cargo de las muestras y de la elaboración de periciales» a propuesta del principal imputado, a cuyas órdenes trabajaba directamente.

Las diligencias tienen por objeto acreditar en qué eslabón se rompió la cadena de custodia de las pruebas del atentado. De las «toneladas» de muestras que aseguran haber recogido los tedax de la Brigada de Madrid, su entonces comisario jefe sólo entregó al tribunal 23 vestigios de pequeño tamaño, circunstancia que, según las acusaciones, impidió determinar con certeza la marca del explosivo que estalló en los trenes. Todo lo demás fue destruido.

La juez sigue el criterio de la UO y se dirige a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía para que reclame información a distintos departamentos: a la Dirección General de la Policía se le exige una lista de los tedax que fueron propuestos para recibir condecoraciones en 2004, 2005 y 2006, y a la Comisaría General de Información, la de quienes finalmente la obtuvieron. También se solicita que la Comisaría General de la Policía Científica identifique a los funcionarios que realizaron la inspección ocular técnico-policial de los trenes, porque «este grupo de especialistas tiene equipos específicos para poder llevar a cabo una ardua/detallada tarea de recolección de vestigios probatorios y de ponerlos a disposición del responsable de la custodia hasta que éstos lleguen a su destino final».

Por último, la Comisaría de los Tedax deberá remitir un listado de los artificieros que intervinieron en la selección de las muestras y la Subdirección de Recursos Humanos de la Policía, un informe de los participantes en los cursos en desactivación de explosivos que hubo en marzo de 2004, ya que el imputado Ríos dijo ante la juez que alguno de ellos había presenciado la recogida y traslado de restos en la estación de El Pozo.

El procedimiento que se inició por la querella de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M contra el ex jefe de los Tedax, recientemente ascendido a comisario principal por el Ministerio del Interior, ha entrado en una fase decisiva desde que en marzo declarase ante la juez un amplio grupo de artificieros de la Brigada Provincial de Madrid, que aseguró que Manzano rompió aquel día el protocolo a la voz de «aquí mando yo».

Bildu relaciona la capitalidad cultural con la 'normalización política del País Vasco'


J. M. ALONSO / TERESA SANZ San Sebastián / Segovia

29/06/2011/El Mundo

Zapatero embusteroEn contra de todo pronóstico, San Sebastián fue elegida ayer la ciudad que representará a España como capital europea de la cultura en 2016, junto a la polaca Wroclaw. Por siete votos a seis, la candidatura donostiarra se impuso a la de Segovia. El actual alcalde de San Sebastián, Juan Carlos Izaguirre (Bildu), afirmó que la elección tendrá un importante efecto «para el nuevo periodo de normalización política en el País Vasco».

La noticia fue recibida con euforia por parte de la delegación donostiarra presente en la sede del Ministerio de Cultura en Madrid, donde el presidente del comité de selección de la Capitalidad Cultural Europea 2016, el austriaco Manfred Gaulhofer, leyó el fallo.

En la exposición de los puntos fuertes de cada candidatura, previa a la lectura del fallo, Gaulhofer ya dejó entrever qué ciudad sería la ganadora. Alabar que la elección de la capital guipuzcoana «puede contribuir a que supere su historia de violencia» y que la designación tendrá consecuencias no sólo culturales, sino económicas y hasta políticas, es dar muchas pistas y poner en valor un argumento de peso como para luego dejarle sin el caramelo.

Según un documento enviado ayer por el Ministerio de Cultura a este periódico, el comité estuvo formado por 13 miembros: seis nombrados por la ministra de Cultura (Mireia Belil Boladeras, Enrique Cabero Morán, Emilio Cassinello Aubán, Javier Martín Domínguez, Cristina Ortega Nuere y Jordi Pascual Ruiz), dos nombrados por el Consejo de la Unión Europea (Constantin Chiriac y Erna HennicotSchoepges), otros dos por la Comisión Europea (Gaulhofer y Bob Scott, responsable del nuevo sistema de designación, con varias ciudades del mismo país peleando por el puesto), dos por el Parlamento Europeo (Danuta Glondys y Andreas Wiesand) y uno por el Comité de las Regiones (Elisabeth Vitouch).

A pesar que desde el Ministerio de Cultura se señaló que tanto el sistema de votación como los resultados son secretos, fuentes consultadas por EL MUNDO explicaron que la elección de la ciudad ganadora se realiza en dos rondas. En la primera, se puntúan una serie de conceptos puntuables, como infraestructuras, sostenibilidad o programación, que rondan la docena. Una vez sumados todos los baremos, las dos ciudades con más puntos pasan a la segunda vuelta, donde se escoge a la ganadora y en la que el presidente tendría voto de calidad.

Los rumores apuntaban una riña final entre dos únicas capitales de las seis finalistas: San Sebastián y Segovia. Oficialmente, entre la delegación europea, nadie podía confirmarlo, pero la votación se hizo pública y corrió entre los asistentes al veredicto final. Hubo quien entre los miembros del jurado no guardó el debido secreto, para regusto de los de Segovia, aunque avivara la tristeza por la designación de la capital vasca. Siete votos fueron para San Sebastián y seis para Segovia.

La decepción entre la delegación segoviana fue palpable, aunque ni su alcalde, Pedro Arahuetes, ni la concejala de Cultura, Clara Luquero, renuncian a seguir desarrollando el proyecto cultural. Cuando el jurado europeo visitó Segovia, el pasado 2 de junio, su presidente, alabando el proyecto segoviano, restó importancia a la posición geoestratégica de las capitales pretendientes y subrayó, sin embargo, la importancia de la estabilidad política, aplaudiendo la «sintonía» y el «apoyo» que en Segovia habían dado a la aspiración para 2016 PSOE, PP e IU.

A pesar de la decepción segoviana, las mayores protestas por la designación de San Sebastián vinieron de las delegaciones de Córdoba y Zaragoza. Rosa Aguilar, ministra de Medio Ambiente y ex alcaldesa de la primera, calificó de «profundo error» la decisión del jurado de usar argumentos políticos en la elección de la ganadora, un puesto para el que Córdoba era, hasta ayer, principal favorita. «Nada tiene que ver una cosa con la otra, la pacificación no debiera de ninguna de las maneras haber estar presente en la elección», denunció. Por su parte, Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza, dijo que la designación «es un disparate total y ya tendrá tiempo el jurado de arrepentirse». Belloch vaticinó que los actos del programa cultural «se convertirán en formas de propaganda de una determinada formación política» y dijo que hubiera preferido que hubiese ganado cualquiera de las otras cuatro ciudades: «La que menos me gusta es San Sebastián porque el alcalde es de Bildu».

Poco ha importado en la elección que el nuevo alcalde, Juan Carlos Izagirre, se haya mostrado muy crítico en un principio con un proyecto que ha desarrollado el Gobierno municipal socialista liderado por Odón Elorza durante la pasada legislatura hasta convertirlo en un envite personal. De hecho, el actual regidor donostiarra ha reiterado en varias ocasiones su intención de «corregir» el proyecto en el tema de la pacificación y la convivencia, fundamentalmente en lo que atañe al proyecto estrella de Elorza de la Casa de la Paz de Aiete, y que rediseñará para dar cabida a un concepto de pacificación en un sentido «más amplio».

Como tampoco ha importado que el día de defensa de candidatura ante el jurado, el lunes, Elorza arremetiera contra Bildu, asegurando que «todavía le queda un camino que recorrer para conocer en qué consiste la convivencia de verdad y el respeto al conjunto de la ciudadanía».

En todo caso, ante las anunciadas correcciones de Bildu al proyecto, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, advirtió a Izagirre de que la ciudadanía no aceptaría «desviaciones» al proyecto. Así, alabó que la elección de San Sebastián «premia el trabajo continuado de muchos años y el proyecto del alcalde socialista Odón Elorza».

El actual programa, basado en las olas de energía ciudadana que han encabezado la candidatura y que sostienen el «viaje hacia la convivencia» en el que se sustenta, contiene numerosas propuestas de la cultura de la paz.

Con información de Darío Prieto y Toñi Caravaca. ORBYT.es

>Vea hoy en EL MUNDO en Orbyt el videoanálisis de Isabel San Sebastián.

ANÁLISIS
ÁNGELES ESCRIVÁ / Madrid

29/06/2011

El jurado pacificador

La capitalidad europea premia un proyecto por motivos políticos que postula «semilleros de paz para la reconciliación»
Jamás podrán decir que no han tenido ayuda. No me refiero a San Sebastián, me refiero a Bildu. El alcalde de la capital donostiarra, Juan Karlos Izaguirre, se desplazó el lunes hasta Madrid alegando que la candidatura a la capitalidad cultural de su ciudad para 2016 coadyuvaría a traer la «normalización» y la «pacificación» al País Vasco, y al jurado le pareció una ocasión inmejorable para mostrarse receptivo con esos argumentos. Sus miembros dijeron sentirse «emocionados» por los esfuerzos de la ciudad para «superar su historia de violencia».

Nadie me malinterprete. San Sebastián es una ciudad preciosa, sofisticada -ese maravilloso y desgarrador Peine del viento tan lleno de significados-, que siempre ha resultado ser una embajadora inmejorable para España y que, además, tiene una cultura y una realidad idiomática propias y distintas, cuya difusión va a enriquecernos a todos. El proyecto es imaginativo, y fue seductora y eficientemente presentado.

Pero lo cierto es que ayer, al decir del propio jurado, pesaron los motivos políticos; motivos distintos a la cuestión cultural que, llenos de buenas intenciones, voluntarismos y adanismos, establecieron lo contrario de lo que perseguían, una suerte de injusticia con los verdaderos héroes de esta historia y un reconocimiento a quienes fueron los instigadores de la «violencia».

Puede ser cierto que la izquierda abertzale va a tener más difícil no mantener las distancias con un supuesto o eventual atentado de ETA si tiene que responder ante la comunidad internacional con un proyecto como ése. Puede ser cierto que la necesidad de gestionar va a obligarles a poner los pies en la tierra y aceptar iniciativas que han criticado y saboteado hasta ahora, y contra las que han justificado atentados. Ése es un triunfo del Estado al que han tenido que plegarse. Pero están teniendo todo tipo de oportunidades, están siendo premiados, sin condenar a ETA -que todavía existe, para información del jurado-, sin pedirle que se disuelva, sin responsabilizarse del daño hecho a las víctimas de la organización terrorista y favorecidos por una estrategia que blanquea su pasado.

De hecho, ésa es la estrategia a la que responde el proyecto presentado por San Sebastián. La autoría no es de Bildu sino de la alcaldía del socialista Odón Elorza pero, del mismo modo que lo habría hecho Bildu, no habla de derrota sino de «semilleros de paz para la reconciliación». No se menciona para nada la superación del terrorismo sino que se refiere a la «violencia», y prevé organizar una cadena humana entre las localidades guipuzcoanas de Aduna y Tolosa «en recuerdo de las primeras víctimas del conflicto vasco». No sólo difumina la responsabilidad de ETA asumiendo la existencia de un «conflicto» sino que no menciona a sus víctimas y generaliza y, por tanto, las equipara con los terroristas que hayan podido morir.

El mismo Odón Elorza manifestó tras el inesperado -para los socialistas- triunfo de Bildu que le preocupaba el relato de los hechos, le inquietaba quién vaya a erigirse como autor final de la historia. El lunes, en la Audiencia Nacional, Arnaldo Otegi reivindicó para sí el papel de pacificador y ayer Bildu apareció, para los jurados del concurso, como una de las partes esforzadas en «superar una historia de violencia», cuando, en realidad, Otegi y la izquierda abertzale han evolucionado a fuerza de golpes judiciales y policiales.

De algún modo, ése es el relato que se está construyendo. Sin resistencia, sino al contrario. El pasado lunes pregunté al alcalde de San Sebastián por qué creía que ETA no iba a boicotear esta candidatura, como lo hiciera con la olímpica de Madrid; si no albergaba ese temor. Quise saber también si los jurados no habían preguntado por la seguridad o el terrorismo. Respondió con un «¡Jesús»!, que indicaba una gran sorpresa por la pregunta, como si hubiese despertado un fantasma de un pasado remoto que no tenía sentido resucitar. E insistió en lo de la pacificación y la normalización «irreversible». El resto de la delegación multipartita se molestó, aunque apenas un poco más que algunos de los periodistas que seguían el acto y que no entendían a cuento de qué venía plantear esa historia tan aguafiestas.

MANUEL MARRACO / Madrid

29/06/2011

«Un tiro en la nuca, un atentado a inocentes, ¿es violencia política?»

La presidenta del Tribunal del 'caso Bateragune' pide aclaraciones a la última acusada

Zapatero embusteroLa magistrada aguantó, aguantó y aguantó, tal y como le habían aconsejado. Pero, en el último momento, lo hizo. Cuando ya la última acusada del caso Bateragune iba a volver con los demás, cerrando así la fase de interrogatorios, la presidenta del tribunal, Ángela Murillo soltó un «mire, le voy a hacer una pregunta» que levantó un murmullo en la sala.

A la mente de todos llegó el último juicio a Otegi por enaltecimiento, anulado por el Tribunal Supremo precisamente por una desafortunada intervención de Murillo. El varapalo del Alto Tribunal propició que el lunes Otegi disfrutara de un amplísimo margen para exponer su programa político, pero no bastó para que ayer, segunda jornada de juicio, Murillo dejara marchar a la última acusada así como así. Éste fue el interrogatorio de la magistrada a Miren Zabaleta, hija del coordinador de Aralar y en prisión provisional por esta causa:

- Usted ha dicho, cuando ha hablado de lo que piensa la izquierda abertzale, que es contraria a la violencia política. ¿Qué es la violencia política? ¿Un tiro en la nuca es violencia política?

- La violencia ha sido utilizada en Euskal Herria en el contexto de un conflicto, hasta ahora, pero en cualquier caso...

- Lo que le pido es que me defina qué es violencia política. Un tiro en la nuca, un atentado a seres inocentes, ¿eso es violencia política por parte de quien sea?

- Ha sido una violencia motivada por razones políticas, pero pude llamársele también violencia, no hace falta que le pongamos adjetivos...

- No, se los ha puesto usted, yo no.

- No me parece relevante que haya puesto esa coletilla o no. Si quiere, lo quito, y así ya no da margen a la interpretación tergiversada de lo que quería decir, que la izquierda abertzale hace una apuesta por vías exclusivamente pacíficas.

Y así acabó. Durante sus más plácidas respuestas previas a su defensa, Zabaleta había negado su pertenencia a ETA. También que respondiera al alias de Argi y que formara parte del grupo de siete negociadores designados por la banda para un próximo proceso de paz, tal y como mantienen los investigadores. «Nunca me he identificado como Argi. La primera noticia que tengo de ese alias es por una filtración al periódico EL MUNDO. No sé como es posible que saliera esa información», dijo respecto al contenido de lo que refleja un informe policial recientemente incorporado a la causa.

Tras los interrogatorios a Zabaleta, y antes a José Manuel Serra, comenzó la fase testifical. La abrió Rufi Etxeberria, que a punto ha estado de comparecer en este juicio como noveno acusado y no como primer testigo. Etxeberria llegó a ser detenido junto a Otegi el 13 de octubre de 2009, pero fue puesto en libertad porque apenas había tenido tiempo de participar en el proyecto de Bateragune: sólo llevaba en libertad un mes cuando la Policía irrumpió en la sede de LAB.

Descartado como imputado, tampoco parece que sus palabras como testigo a propuesta de Otegi vayan a hacer mella en el tribunal. «Ya veo que se quieren una barbaridad», exclamó la presidenta después de que incluyera en su paseíllo hasta la silla de testigos abundantes besos a las acusadas y aúpas y abrazos con sonoros palmoteos a Otegi. «Usted de imparcial poco, ¿no?», opinó Murillo cuando Etxeberria confirmó que, obviamente, tenía interés en que todos salieran absueltos. El discurso que siguió fue el mismo de Otegi, sumado al dato de que él estaba en la sede de LAB casi por casualidad.

También comenzaron a comparecer ayer los policías que hicieron las vigilancias sobre los acusados. Entre ellos, los que en abril de 2009 detectaron un viaje de Otegi a Francia, cuando el líder abertzale estaba en libertad condicional y tenía prohibido salir de España. Los investigadores dicen que fue a dar cuenta a ETA de la marcha de Bateragune. Él, que fue a convencer al la Batasuna francesa de que el tiempo del terrorismo había acabado.

ROSANNA MARCHESE/ Madrid

29/06/2011

«¿Por qué plantearse la reconciliación cuando ETA está todavía en activo?»

Zapatero embusteroLas víctimas del terrorismo se reunieron ayer en una jornada de debates en la representación española de la Comisión Europea, titulada Gobiernos frente al terrorismo: el papel de las víctimas. Estas últimas no habían acudido al Congreso en la jornada de homenaje que se celebró el pasado lunes y ayer, junto a asociaciones del resto de Europa, esgrimieron un largo listado de razones que explican aquella incómoda ausencia.

«¿Por qué las víctimas están descontentas? Porque en España estamos viviendo un proceso de concesiones políticas a ETA fruto de la negociación entre la banda y el Gobierno de España». Así de contundente se expresó el eurodiputado y ex líder del PP en el País Vasco Carlos Iturgaiz.

«No corresponde a las víctimas definir la política antiterrorista de un Gobierno. Es cierto. Para eso están los políticos. Pero esto no significa que deban guardar silencio», continuó el eurodiputado. «Nadie puede privarles, como ciudadanos libres que son, de alzar su voz para protestar ante una política que les ha dado la espalda para ofrecer su cara a quienes han atentado contra ellas en un proceso de negociación».

En su vehemente crítica al Gobierno de Zapatero, Iturgaiz le acusó de haber regalado a ETA «un éxito con el que no podía ni soñar hace apenas unos años», poniendo en crisis «el concepto de nación» frente a una organización que sigue manteniendo su «objetivo de siempre: la ruptura de España».

El catedrático de Economía y ex presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, también arremetió contra la política antiterrorista del Ejecutivo socialista y contra la decisión del Tribunal Constitucional de permitir que Bildu concurriera en las elecciones del 22-M. Buesa señaló que tras la ilegalización de Batasuna, en 2003, en la sociedad vasca los índices de apoyo a la banda disminuyeron notablemente.

«La debilidad operativa, logística, política y económica de ETA y la tregua declarada en septiembre de 2010», dijo Buesa, «expresan ese repliegue con el que pretende reordenar sus fuerzas. El objetivo inmediato de la tregua no ha sido otro que el de participar en el 22-M». Entonces, preguntó el catedrático al terminar su intervención, «¿por qué se plantea la cuestión de la reconciliación cuando ETA todavía está en activo?».

martes, 28 de junio de 2011

Zapatero blinda a sus colaboradores más próximos antes de irse


Alerta Digital

La sensación de fin de ciclo se ha instalado en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, donde en las últimas semanas se vive un éxodo de altos cargos en busca de nuevos puestos donde recolocarse ante la previsible llegada del PP. El último caso conocido es el de Bibiana Aído, que cambia el Ejecutivo por un despacho en ONU Mujeres, pero antes que ella han dejado el barco Bernardino León, Carlos Ocaña, el jefe de Gabinete de Francisco Caamaño o el director general de Cooperación Autonómica. Con el Gobierno como trampolín, todos ellos han encontrado suculentos destinos tanto en el sector público como en el privado. Ver video

Zapatero afronta esta semana su último debate del estado de la Nación con la incertidumbre de si conseguirá agotar la legislatura, o deberá adelantar las elecciones generales, como le reclama el Partido Popular. Mientras, Alfredo Pérez Rubalcaba se esfuerza en levantar la moral de la tropa socialista para afrontar los próximos comicios. Pero para muchos miembros del Gobierno, la suerte parece echada. Por ello, con la ayuda del propio presidente, quien ha blindado a algunos de sus peones más próximos, estos días se multiplican las salidas del Ejecutivo con destino a diversas instituciones nacionales e internacionales.

Así, Zapatero ha conseguido que Bernardino León, uno de sus asesores más cercanos y todavía secretario general de la Presidencia, sea previsiblemente nombrado enviado especial de la Unión Europea para la ribera sur del Mediterráneo. Algo así como el hombre de Bruselas en la primavera árabe. El líder socialista llamó a León a la Moncloa en 2008 para reforzar su proyección internacional, después de que ejerciera como número dos de Miguel Ángel Moratinos en Exteriores. Aunque es discutible que haya logrado aumentar el peso de Zapatero en el exterior, el presidente ha premiado su trabajo con un cargo de relevancia internacional. Algo que no ha logrado en el caso de Moratinos y su fallida candidatura a la dirección de la FAO.

Otra figura que ha encontrado refugio fuera de España es Bibiana Aído. La ex ministra de Igualdad, reconvertida en secretaria de Estado, anunció el sábado su marcha a ONU Mujeres como asesora especial de la directora, Michele Bachelet. De esta forma, Zapatero facilita una salida prestigiosa a uno de sus fichajes más criticados, emblema de su agenda política previa al estallido de la crisis económica. La salida de Aído certifica también la muerte del proyecto de renovación generacional que esbozó el presidente, así como su apuesta por la paridad y la juventud en su Gabinete.

No obstante, los cambios llevados a cabo en el seno de las instituciones nacionales son incluso más relevantes, ya que representan el legado de Zapatero en organismos económicos y de regulación. Carlos Ocaña, ex secretario de Estado de Hacienda, dejó su cargo este mes para convertirse en director general de Funcas, la Fundación de las Cajas de Ahorro. Precisamente, Alberto Lafuente, presidente de Correos y Telégrafos y un buen amigo de Ocaña, fue elgido para dirigir la Comisión Nacional de la Energía. Lafuente se había convertido en el Mr. Postman de Zapatero tras acreditar su pedigrí socialista en la Fundación Alternativas, y ahora quedará al frente del regulador energético.

Baile de nombres en la Administración

De igual modo, el ex secretario de Estado de Telecomunicaciones, Bernardo Lorenzo, dio el salto en abril desde el ministerio controlado por Miguel Sebastián a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones. Y hace solo una semana, José Luis Rodríguez Álvarez, ex jefe de Gabinete del ministro de Justicia, tomó posesión como director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Rodríguez Álvarez es un claro ejemplo de fontanero ligado a Francisco Caamaño desde 2004, primero en la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes y luego en en Justicia. Además, ejerció como director general de Coordinación Jurídica en el Ministerio de Presidencia.

Por otra parte, en la Dirección General de Cooperación Autonómica se ha producido la huida de Enrique Ojeda, destinado como nuevo embajador en El Salvador, y el aterrizaje de Pilar Ventura, ex consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, donde el PP ha expulsado al PSOE del poder. Un baile de nombres en las diferentes capas de la Administración que, muy probablemente, continuará en los próximos meses.

Y es que las figuras socialistas, como Leire Pajín, se preparan para lo que puede ser el inverno de la oposición. La ministra de Sanidad ha prescindido de su escaño en el Senado para liderar las listas de su partido al Congreso por la provincia de Alicante. Así, Pajín continuará en política como diputada, algo que también podrá hacer José Blanco, quien parece haber dado un paso atrás al dejar la dirección de la campaña electoral del PSOE, pero que seguirá en el Parlamento por la circunscripción de Lugo. Para otros tantos, todavía queda la esperanza de aparecer en el BOE, como el veterano Juan Carlos Rodríguez Ibarra, a quien Zapatero ha desingnado recientemente miembro del Consejo de Estado.

El Vicepresidente del TC avisa a Bildu de que podría ser ilegalizada si no respeta el Estado de Derecho


  • 28-06-2011 | La Gaceta

    Eugeni Gay ha justificado el fallo del TC que permitió a Bildu estar en las urnas por el hecho de que había una condena explícita de ETA que firmaron cada uno de los concejales y cargos electos de la formación en el País Vasco.

  • El vicepresidente del Tribunal Constitucional (TC), Eugeni Gay, ha advertido hoy a Bildu que si dejaran de respetar el juego democrática e incitaran a la violencia, la consintieran, no la condenaran o impidieran la democracia parlamentaria podrían ser ilegalizados: "El Estado de derecho debe ser absolutamente riguroso. Debe hacerse cumplir la ley y la sentencia".

    Retraso en la sentencia del Estatut

    Por otra parte, ha reconocido que tardaron "demasiado" en emitir una sentencia sobre el recurso presentado por el PP contra el Estatut, en especial porque estuvieron un año ocupados con recusaciones.

    Así se ha manifestado en declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press en el primer aniversario de la sentencia, que llegó tras cuatro años de deliberaciones, y que declaró 14 artículos inconstitucionales y sometió a interpretación 23 más y cuatro disposiciones adicionales.

    Pese a las duras críticas de los partidos catalanes contra el Alto Tribunal, Gay ha negado que sea una "farsa" y ha asegurado que no recibieron presiones directas, al margen de la presiones mediáticas de las que tienen que abstraerse y que considera, hasta cierto punto, legítimas.

    Así, considera que el editorial conjunto que publicaron 12 periódicos catalanes en defensa del Estatut debe enmarcarse en la tardanza en dictar sentencia.

    Aunque la sentencia tumbó las referencias que el Preámbulo hacía a 'Cataluña como nación' y a 'la realidad nacional de Cataluña', Gay ha opinado que, a su juicio, no decía nada inconstitucional.

    La sentencia, además, provocó la indignación la sociedad catalana que se manifestó el 10 de julio de forma masiva --más de un millón de personas-- en protesta contra el recorte del texto y en defensa de Cataluña como nación.

    Gay ha admitido que le extraño que la marcha se convocara el 10 de julio porque la sentencia entera se publicaba sólo un día antes: "No podía ser ni antes ni después. No me pareció justo que se dijera que nosotros habíamos provocado".

    Además de resaltar que no pensó en dimitir durante el proceso estatutario, el vicepresidente del TC ha señalado que ahora está obligado a continuar después de que él, junto a dos magistrados más, presentaran una carta de renuncia por la demora en la renovación de los miembros que tienen su mandato caducado y que fue rechazada por el presidente de esta institución, Pascual Sala.

“Nunca José Bono llegó tan lejos y nunca la presidencia del Congreso cayó tan bajo”



  • La Gaceta
    28-06-2011 | 65

    Desde el PP lamentan que la tercera autoridad del Estado trate de coartar la libertad de expresión de Intereconomía. Los querellantes advierten de que su caso no está cerrado.

  • J. B. Madrid

    El comportamiento televisivo que el sábado pasado exhibió el presidente del Congreso ha generado reacciones de indignación no ya en el estamento periodístico, sino entre sus propios compañeros de Cámara. El diputado popular Carlos Floriano, secretario de Comunicación del partido de Mariano Rajoy, fijó ante LA GACETA la postura del PP en este asunto con contundencia: “Bono no está a la altura de lo que se espera de un presidente del Congreso. No se espera de alguien que ostenta esa responsabilidad un ataque así a la libertad de expresión de un medio de comunicación privado, tratando de coartar su derecho a informar libremente. Si Bono quiere tanto dar su opinión, que se baje de la tribuna de presidente de la Cámara y asuma la portavocía de su partido”.

    Cabe recordar que Bono eligió la cadena mayoritariamente participada por Berlusconi, y uno de sus programas más nítidamente ubicables en la categoría conocida como telebasura, La Noria, para tildar a Intereconomía de “grupo de malhechores, ex reclusos y cavernícolas que se dedica a la desvergüenza de destilar odio”, alternando la invectiva descarnada con el victimismo de quien se presenta como indefenso objeto de una persecución injustificada.

    “Poco presentable”
    “Bono es poco presentable como presidente del Congreso y poco presentable como demócrata –continúa Floriano–. Hoy arremete contra un medio y la semana pasada contra nuestro partido o contra el líder de la oposición. Nunca José Bono pudo llegar tan lejos y nunca la presidencia del Congreso pudo caer tan bajo, quedar tan desprestigiada, como con Bono ocupando su sillón. No es precisamente un defensor de la libertad de expresión”, concluye el diputado del PP.

    Por su parte, el ex diputado del PP y abogado en ejercicio Jaime Ignacio del Burgo, artífice de una de las querellas que instan a la investigación del sospechoso incremento patrimonial de los Bono, opina que el presidente del Congreso adopta esta postura agresiva amparado en una sensación de seguridad judicial falsa en tanto provisional: “El caso Bono no está cerrado. Hay un recurso de súplica pendiente de resolución y luego queda el recurso de apelación ante otra sección de la Sala Segunda del Supremo. Pero además, Bono está nervioso porque han perdido el poder en Castilla-La Mancha y ahora puede empezar a desembalsarse toda la porquería acumulada. En vez de insultar, Bono debería aportar explicaciones convincentes de cómo forjó su patrimonio. Por ejemplo: ¿cómo pagó su mansión de Olías del Rey, valorada en 1,5 millones de euros según hipoteca de 2002, y que él dice haber financiado con una herencia que tan sólo asciende a siete millones de las antiguas pesetas?”. Para Del Burgo, Bono ha creado una imagen pública de sí mismo irreconciliable con su modo de proceder: “No es nada de lo que dice ser: ni católico ni transparente ni patriota ni socialista. Debería avergonzarse cuando cante eso de ‘Arriba, parias de la tierra’ en los actos del Partido Socialista”.

    Por otro lado, el presentador de La Noria, Jordi González, arremetió contra este Grupo ayer a través de Twitter, en connivencia con su entrevistado Bono: “Hace 10 años me hubieran jodido mucho las calumnias que vomitan contra mí los ultrafachas de ya sabéis dónde. Hoy me provocan risa”. Y se explayaba en sucesivos mensajes de texto: “Fachas no. Ultrafachas. Y embusteros. Llamo ultrafachas a quienes lo son”, insistía uno de los referentes mediáticos predilectos de Paolo Vasile.

La 'zeja' aprovecha el 15-M y publica un manifiesto para "reconstruir la izquierda"


Almodóvar, Garzón, Bardem...

Una veintena de antiguos artistas de la zeja y simpatizantes de IU quieren aprovechar el "impulso cívico" del 15-M para "renovar la izquierda".

2011-06-28
LIBERTAD DIGITAL

La izquierda continúa con su plan de sacar tajada del movimiento 15-M, que languidece por momentos. Si la semana pasada conocíamos el interés de Baltasar Garzón en crear un partido para aglutinar a los ‘indignados’, este martes en Público descubrimos otros nombres que se intentan subir al carro del movimiento, aprovechándose para formular las propuestas trasnochadas de siempre.

Los nombres de los firmantes, tampoco son ninguna sorpresa: artistas de la zeja escaldados con Zapatero, e históricos seguidores comunistas. En el primer lugar destacan Pedro Almodóvar, Joaquín Sabina, Miguel Ríos o Juan Diego; y del segundo grupo rubrican el documento gentes como Pilar Bardem, Carlos Berzosa, Ismael Serrano, Almudena Grandes, Juan José Millás o Baltasar Garzón.

El Manifiesto que llaman "Una ilusión compartida", es un exhorto para "reconstruir la izquierda" a través de una plataforma "en la que confluyan las distintas sensibilidades existentes" en ella. Y es que, los firmantes están desolados ante el "el avance de las opciones reaccionarias en las últimas elecciones municipales", el "justo" castigo del PSOE en las urnas y la "falta de horizonte de Izquierda Unida". Su plan es claro: "debemos transformar el envejecido mapa electoral bipartidista". De paso, le asestan un buen revés a Cayo Lara, apostando por Gaspar Llamazares que defendió un planteamiento de "frentes amplios" en la izquierda.

Los firmantes consideran que no es el "momento de perder la ilusión" porque "la calle y las redes sociales se han puesto de pronto a hablar en alto de política para demostrar su rebeldía" y se debe aprovechar esa contestación ciudadana. Así, ponen como punto de partida no sólo el 15-M sino también las movilizaciones contra la "permanencia en la OTAN y la guerra de Irak".

"El descrédito de la política y las quejas asiduas sobre la corrupción de la vida democrática no pueden dejar indiferentes a las conciencias progresistas" aseveran. ¿Y qué es lo que reclaman? Ellos mismos lo desgranan en "cuatro preocupaciones decisivas: la regeneración democrática, la dignificación de las condiciones laborales, la defensa de los servicios públicos y el desarrollo de una economía sostenible, comprometida con el respeto ecológico y al servicio de las personas" aseguran. Por supuesto, dejan patente su disgusto con el sistema actual "cada vez más avaricioso, que desprecia con una soberbia sin barreras la solidaridad internacional y la dignidad de la Naturaleza y de los seres humanos".

De nuevo, los ‘malvados’ de la historia son los de siempre: "Los poderes financieros cuentan con nuestra soledad y nuestro miedo. Sus amenazas intentan paralizarnos, privatizar nuestras conciencias y someternos a la ley del egoísmo y del sálvese quien pueda", reza el documento.

"La memoria de la emancipación humana exige una mirada honesta hacia los valores y el futuro. Nosotros estamos convencidos de la necesidad de reconstruir el presente de la izquierda. ¿Y tú?", concluyen. Los firmantes anuncian que durante los “próximos días” darán a conocer en qué se concreta esta plataforma.