lunes, 11 de julio de 2011

Iñaki Domínguez, ayudado por anarquistas italianos


ANTONIO RUBIO / Madrid

11/07/2011/El Mundo

El etarra, detenido en Francia el 17 de junio, compró en Turín material electrónico necesario para la fabricación de bombas

Zapatero embustero

El etarra Iñaki Domínguez Atxalandabaso fue detenido el pasado 17 de junio en Francia, cuando el tren Eurocity Milán-París entraba en territorio galo. Domínguez, más conocido por el alías de Patillas, venía de Turín y allí, con la ayuda de un grupo de anarquistas italianos, había logrado hacerse con un cargamento de componentes electrónicos para fabricar bombas.

Con anterioridad a su visita a Turín y Milán, Patillas había estado residiendo en Venezuela. En las tierras caribeñas se dedicó, entre otras cuestiones, a impartir cursillos de formación en el manejo de explosivos a los miembros de las FARC.

Iñaki Domínguez tiene pendientes tres órdenes de busca y captura internacional por parte de la Audiencia Nacional. La última de ellas es de marzo del pasado año y fue emitida por el magistrado Eloy Velasco, después de que confirmara que Patillas estuvo en agosto de 2007 en la selva amazónica venezolana formando a una veintena de guerrilleros de las FARC.

Los anarquistas italianos, según ha podido saber EL MUNDO de fuentes de la lucha antiterrorista española, ayudaron a Iñaki Domínguez a conseguir en la ciudad de Turín todos los elementos tecnológicos que necesitaba para la fabricación de bombas.

Los servicios de información italianos están trabajando estrechamente con los españoles para detectar dónde, cuándo y cómo obtuvo Patillas ese sofisticado material.

La relación entre los anarquistas italianos y la organización terrorista ETA viene de lejos. En 1999, tras la tregua que estableció la banda, algunos de sus dirigentes, como Iñaki Gracia Arregui e Iñaki Santesteban, consiguieron documentación italiana. A Santesteban, que también era conocido por el alias de Einstein, se le incautaron varios catálogos de una empresa italiana que se dedicaba a vender material electrónico.

Tras la detención de Iñaki Domínguez, la agencia Vasco Press publicó que en 2004 la policía francesa intervino un piso franco de la organización terrorista en Limoges con documentación italiana. Allí había pasaportes, documentos de identidad y nóminas de diversas empresas de ese país.

ETA utiliza las nóminas de las empresas italianas para arrendar pisos en aquel país. Los propietarios de los pisos suelen pedir ese tipo de documentación para asegurarse el pago del alquiler.

En 2005, fueron detenidos en Francia dos etarras del aparato internacional. En el domicilio de ambos terroristas la policía gala también encontró diversa documentación italiana, incluido un carné universitario a nombre de Sagarzazu y Goitia. Las Fuerzas de Seguridad hallaron además folletos con los horarios de trenes, entre los que estaban el utilizado por Iñaki Domínguez cuando se dirigía desde Milán a París.

En octubre del año pasado fue detenido Aitor Elizarán, jefe del aparato político de ETA, y en su poder también se encontró una carta de identidad italiana. La Policía está convencida de que Elizarán solía viajar a tierras italianas.

Los miembros de la lucha antiterrorista española han detectado en los últimos años que ETA suele utilizar documentación falsa de países como Bélgica, Italia, Gran Bretaña, Portugal y México.

En el año 2004, la organización terrorista vasca decidió que tenía que buscar bases fuera del sur de Francia porque se sentía acorralada por la policía del país vecino. Y para llevar a cabo esa deslocalización comenzó a trasladar algunos comandos a Bélgica, Italia y el norte de Francia.

La Policía española está convencida de que ETA recibe apoyo logístico en Italia de anarquistas y de grupos integrados en movimientos antisistema

1 comentario:

  1. Efectivamente, asi es, luego dirán que iban de tiendas.

    ResponderEliminar