lunes, 12 de diciembre de 2011

Una viuda pide a 4 países que no den asilo a ETA


  • MADRID
  • 12/12/2011 ESPAÑA/El Mundo
  • Envía cartas a los representantes de Venezuela, Cuba, México y Argentina


    La viuda de un asesinado por ETA ha enviado una carta a varias embajadas de países iberoamericanos para recordar a sus responsables que los «crímenes contra la Humanidad» cometidos por miembros de la banda terrorista impiden que reciban asilo fuera de España.

    Estas cartas han sido remitidas por la víctima de ETA Ramona Garrido, viuda del empresario José María Latiegui, que fue asesinado por la banda el 14 de abril de 1981 en Usurbil (Guipúzcoa) y su crimen ha sido declarado prescrito.

    Las misivas han sido enviadas a las embajadas de México, Venezuela, Cuba y Argentina en Madrid y a más de una treintena de autoridades nacionales de los citados países, entre los que se encuentran sus cuatro dirigentes: Cristina Fernández (Argentina), Hugo Chávez (Venezuela), Raúl Castro (Cuba) y Felipe Calderón (México).

    Garrido solicita, además, que abran juicios penales allí donde estén miembros de ETA que hayan cometido crímenes contra la Humanidad, para que «se verifique hasta dónde llega su responsabilidad en la persecución de miles de personas en el País Vasco, con casi 1.000 asesinados, 4.000 personas perseguidas con escolta y 250.000 personas forzadas a abandonar esta comunidad», según informa Europa Press.

    Asimismo, el texto incluye una petición de reunión con los embajadores para explicar «personalmente» esta solicitud, antes de entrar en contacto con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington y con la Corte Interamericana de Derechos Humanos en Costa Rica.

    Por otro lado, la delegada en Aragón de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ana López, reiteró ayer su rechazo a la negociación con ETA y reconoció que lo que les «asusta» es la representación que ha adquirido en las instituciones Amaiur, partido al que consideran el «brazo político» de la banda. Así lo señaló antes de presidir el acto de homenaje a las víctimas de la casa cuartel de Zaragoza, del que ayer se cumplían 24 años y en el que murieron 11 personas, seis de ellas niños.

    1 comentario:

    1. Muy bien hecho. A estas alimañas, no hay que darle cuartelillo.

      ResponderEliminar