martes, 11 de octubre de 2011

Justicia prueba que Trabajo alteró datos para dar más ayudas a UGT


JUAN EMILIO MAÍLLO / Madrid

11/10/2011/El Mundo

La Abogacía del Estado detecta errores en la representatividad de los autónomos

Rubalcaba, embustero y payasoLa Abogacía del Estado ha enviado un contundente informe al Ministerio de Trabajo en el que prueba que hubo un pucherazo en este departamento para favorecer a Upta, la organización de autónomos de UGT, en el proceso de medición de la representatividad de las asociaciones de emprendedores.

El departamento que dirige Valeriano Gómez creó un consejo ad hoc para revestir de independencia su decisión. Este consejo determinó que Upta era la más representativa del sector, pese a contar con menos afiliados, sedes y medios que algunos de sus competidores, caso de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). La cuestión de la representatividad es clave porque, de acuerdo con ella, se reparten subvenciones y fondos para formación, y se da entrada a las asociaciones en los órganos consultivos. Hay en juego 13 millones de euros anuales en ayudas.

El Consejo de la Representatividad de las Asociaciones de Profesionales Autónomos fijó como las cinco asociaciones más importantes del sector a Upta-UGT, ATA, Fopae, Uatae y Ceat-CEOE. ATA y Uatae -más otras dos asociaciones excluidas- recurrieron la decisión, recurso que fue desestimado. Por ello decidieron recurrir a los tribunales.

A su favor cuentan con un informe de la Abogacía del Estado, encargado por el Ministerio de Trabajo, que confirma las irregularidades que habría cometido el consejo. En ese documento, al que ha tenido acceso EL MUNDO, el Abogado del Estado reprocha a Trabajo que no explicase los criterios seguidos para tomar su decisión, algo que es obligatorio. La no motivación deja en la «indefensión» a los interesados, agrega. Después repasa la decisión del consejo y evidencia su discrecionalidad en el reparto de puntos. El primer baremo era el de afiliados, donde se tendría en cuenta la «mayor distribución» por sectores. Pero el consejo no detalló qué entiende por mayor distribución, lo cual, dice el informe, «parece de gran importancia, puesto que Upta, teniendo menos afiliados que Fopae y Uatae, fue la segunda asociación más valorada». El consejo dijo también en su resolución que la distribución de afiliados de Upta «es la más equilibrada de todas las solicitantes». Justicia replica que «no se entiende» que se diga eso, cuando a ATA se le dio mayor puntuación.

Respecto a las sedes, el consejo otorgó más nota a Upta que a ATA porque, aunque esta última «dispone de mayor número de oficinas, la implantación territorial es inferior que en Upta». El informe replica que «no parece que este criterio aparezca referido» en norma alguna. «Una valoración con arreglo, estrictamente, al número de sedes permanentes, sin tener en cuenta la implantación territorial, podría alterar la puntuación originariamente asignada a las asociaciones». Este hecho colocaría a ATA por encima de Upta en representatividad. El Abogado del Estado añade que en lo relativo a «recursos humanos y materiales de las asociaciones profesionales, actividades desarrolladas por las asociaciones (...) en materia de fomento del trabajo autónomo y acuerdos de interés suscritos, la resolución tampoco fundamenta con datos concretos por qué a unas asociaciones se les asigna una puntuación y otra a las demás»

ROCÍO GALVÁN / Madrid

11/10/2011

La vivienda sigue en caída libre al ceder otro 38%

En agosto se hicieron 27.038 transacciones, la segunda peor cifra de toda la historia

La venta de viviendas no encuentra suelo y es que el desplome lejos de frenarse se acentúa. En agosto la compraventa de inmuebles se hundió un 38% con respecto al mismo periodo de 2010, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Durante ese mes tan sólo se registraron 27.038 operaciones, la segunda peor cifra de la historia desde que el INE inició las series estadísticas en 2007. El dato más bajo se registró en abril de este año, cuando se firmaron 24.100 transacciones.

Tras el negativo resultado de agosto, las ventas de viviendas encadenan seis meses de caídas consecutiva, muy lejos quedan los buenos datos alcanzados en los dos primeros meses del año, cuando se superaron las 45.000 operaciones. Los expertos coinciden en que enero y febrero fueron un espejismo provocado tan sólo por el el efecto llamada que supuso la eliminación de las deducciones fiscales por la adquisición de viviendas.

Tras el efecto fiscal, las cifras de la cruda realidad se han abierto paso. Los analistas están de acuerdo en que el mercado se reactivará cuando vuelva a fluir el crédito y cuando los bancos vuelvan a conceder más hipotecas. Para José Luis Suárez, profesor de dirección financiera del IESE, la salida será lenta porque el «stock se irá absorbiendo a cuentagotas». «El panorama se empezará a despejar cuando se restablezca el crédito, sino no va a haber operaciones. Es un problema más de liquidez que de precio», afirma Suárez.

Sin embargo, para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.com, los datos de ventas de viviendas ponen de manifiesto «la urgente necesidad de revitalización del mercado inmobiliario». Ya que es su opinión, «las cifras confirman que ni hemos salido de la crisis ni los precios han tocado suelo». A falta de conocer en qué quedarán las promesas electorales en materia de vivienda tras las elecciones del 20-N, asegura que sólo la bajada de los precios y un mayor dinamismo del mercado hipotecario pueden poner fin a la delicada situación del sector.

En cuanto al tipo de vivienda, el retroceso más acusado lo vuelve a experimentar la nueva, que disminuyó un 41,4 % hasta las 13.476 transacciones, mientras que la compraventa de vivienda usada bajó un 34,2% (13.562 operaciones).

Del total de viviendas transmitidas, el 86,5% fueron libres, hasta alcanzar las 23.386 operaciones, es decir, un 40% menos que el año anterior, mientras que la de vivienda protegida retrocedió un 22,3% hasta las 3.652 transacciones.

Sobre la situación del sector, el presidente de Fotocasa, Christian Palau, asegura que «estamos en un periodo de transición en medio de la tempestad y esto tiene un impacto directo en la evolución del mercado de la vivienda». En opinión de Palau, este «frenazo» de las compraventas inmobiliarias se explica por el «globo sonda» que lanzó el PP sobre la posibilidad de recuperar las desgravaciones por la compra de vivienda. Palau no cree que la tendencia cambie en los próximos meses. «Los españoles estamos con el pie en el freno a la espera de lo que nos deparará el 2012», apunta.

En cuanto al total de fincas transmitidas en agosto e inscritas en los registros de la propiedad, tanto urbanas como rústicas, su número fue de 121.939, el 20,1% menos respecto al mismo periodo de 2010. Así, el pasado agosto se inscribieron en España una media de 72 viviendas vendidas por cada 100.000 habitantes. Cantabria fue la comunidad que registró más compraventas, con 105 operaciones por cada 100.000 habitantes, seguida de la Comunidad Valenciana (94), La Rioja (82) y Canarias (80).

PABLO PARDO / Washington
Especial para EL MUNDO

11/10/2011

Salvavidas del FMI a España e Italia

El alto organismo prepara una línea de crédito de 112.000 millones para países en crisis
El nuevo plan podría ser anunciado en la próxima cumbre de jefes de Estado del G-20

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está preparando una nueva línea de créditos para países que corren el riesgo de contagiarse por la crisis económica mundial, entre los que están España e Italia, además de algunos mercados emergentes. Según el diario The Wall Street Journal, ambos países podrían obtener conjuntamente alrededor de 37.000 millones de euros por medio de ese sistema si lo necesitan este año o casi 75.000 si recurren a él en 2012, una vez que la ampliación en curso del capital del Fondo se complete. Otra opción podría ser que el FMI concediera créditos a grupos de países, en lo que parece una clara referencia a la Unión Europea. Un portavoz de la institución declaró ayer a este periódico que el FMI «no tiene ningún comentario al respecto».

La opacidad del Fondo en esta ocasión contrasta con la velocidad con la que el organismo salió a desmentir el miércoles pasado las afirmaciones realizadas en Bruselas por Antonio Borges, su máximo responsable para Europa. Borges había declarado que el Fondo podría comprar deuda soberana europea en el mercado secundario. Esa posibilidad no está prevista entre las actividades del FMI, por lo que fuentes de la institución se apresuraron a declarar que esa «hipotética» operación «no forma parte del mandato del FMI» y «no se está preparando nada en esa dirección». Una reacción igualmente fulminante fue la que tuvo el Fondo en julio ante una noticia publicada por Financial Times que aseguraba que la institución estaba analizando un crédito de 250.000 millones de euros a España e Italia.

Una línea de crédito como la mencionada por The Wall Street Journal no violaría ningún principio constitutivo del organismo, y sería políticamente mucho más fácil que un nuevo rescate o una acción dirigida a salvar un país europeo. De hecho, además de Italia y España, The Wall Street Journal cita como a Corea del Sur un posible beneficiario de las eventuales ayudas, ya que ese país «tiene unos fundamentales [es decir, una situación general de la economía] sólidos pero podría verse golpeado por un mercado volátil». El hecho de que los mercados emergentes pudieran beneficiarse de esas ayudas, así, eliminaría las críticas de las nuevas potencias económicas, agrupadas informalmente en el grupo de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) de que el FMI está siendo mucho más generoso con Europa de lo que ha sido tradicionalmente con los países en vías de desarrollo.

Aunque los posibles beneficiarios de esta ayuda no son países que normalmente estén en la lista de deudores del Fondo, el sistema en sí mismo podría seguir la pauta de otras iniciativas similares de la institución. El 29 de octubre de 2008, el Fondo lanzó una línea de crédito especial por 100.000 millones de dólares (unos 75.000 millones de euros) a disposición de países que estaban viéndose afectados por el colapso del crédito que siguió a la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers. México, Polonia y Colombia se beneficiaron de ese sistema, que consistía en líneas de crédito que se desembolsaban en periodos de entre seis y 12 meses, aunque eran prorrogables, y tenían un periodo de amortización máximo de 5 años.

El nuevo plan podría ser anunciado en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-20 que se celebrará en la ciudad francesa de Cannes el 3 y el 4 de noviembre. El representante mexicano en el Fondo, José Antonio Meade, ha declarado al Journal que el G-20 está considerando «una amplia gama de posibilidades» para reforzar la economía mundial.

La opinión más extendida en Washington es que la suspensión de pagos de Grecia es sólo cuestión de semanas, y que, además de un golpe a las cuentas de los bancos de muchos países -pero, sobre todo, Francia- esa situación va a implicar un encarecimiento de la financiación de los países periféricos de la eurozona, entre los que destacan Italia y España, que son los dos únicos que todavía no han necesitado un rescate del FMI y de la UE de entre los cinco que forman el club de los PIIGS (siglas que forman la palabra ceerdo en inglés y que corresponden a las iniciales de Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España).

El Fondo, apoyado por el Tesoro de EEUU -que está simplemente aterrorizado por la pasividad europea con su propia crisis- quiere facilitar la financiación de esos dos países para evitar más rescates cuya eficacia, además, es dudosa. La directora gerente de la institución, la francesa Christine Lagarde, ya afirmó el pasado 24 de septiembre que recapitalizar los bancos europeos y evitar el colapso de más economías puede costar más de medio billón de euros

Moscú

11/10/2011

Rusia se ofrece a comprar bonos españoles

Moscú ayudará a la zona euro si diseña una «estrategia clara» contra la crisis de deuda

Rusia está dispuesta y preparada para adquirir deuda pública española a partir del momento en que la zona euro cuente con una estrategia «concreta» para afrontar la crisis de deuda soberana, según declaró ayer el asesor económico presidencial, Arkadi Dvorkóvich, con motivo de una conferencia a la que asistió la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que Rusia adquiera bonos españoles en los próximos meses a pesar de la reciente rebaja de calificación de la deuda por parte de Fitch. Dvorkóvich reconoció que «se había tratado de este asunto» durante la reunión que Elena Salgado había mantenido con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y el ex ministro de Economía Alexéi Kudrin, quien presentó su dimisión el pasado mes de septiembre.

«Cuando los países europeos anuncien una estrategia clara y concreta para superar la crisis y si en ese marco es necesario el apoyo de Rusia, así como el de otros países BRIC [emergentes], entonces lo haremos», aseguró el asesor del Kremlin.

Actualmente, Rusia cuenta con las terceras mayores reservas de divisas del mundo, cuyas dos terceras partes se encuentran invertidas en deuda de países de la zona euro.

En el año 2009, aproximadamente un 2,9% de las reservas rusas en divisa extranjera del Banco Central de Rusia se encontraban invertidas en obligaciones de deuda de España, según precisa la agencia rusa Ria Novosti, que recuerda que en noviembre de 2010 la entidad emisora rusa, que impone un umbral mínimo de calidad a la deuda en la que pueden invertir los fondos soberanos del país, vetó la adquisición de deuda española, decisión enmendada parcialmente el pasado mes de marzo.

De este modo, desde el pasado 21 de marzo, el Fondo de Bienestar Nacional de Rusia puede invertir parte de sus casi cuatro billones de rublos (más de 95.000 millones de euros) en deuda española, con vencimientos de entre tres meses a un año, después de que el 3 de noviembre de 2010 se hubiera excluido a España de la lista de países cuya deuda pública podía ser comprada

1 comentario:

  1. Esto da asco, luego dirán que porqué estamos en crisis??.

    ResponderEliminar