sábado, 29 de octubre de 2011

El 'lehendakari' traslada a Bildu que el único «conflicto» ha sido ETA


  • MIGUEL M. ARIZTEGI / Vitoria
  • 29/10/2011/El Mundo
  • ESPAÑA
  • Rufi Etxeberria reclama que se trate a todas las víctimas «globalmente y sin distingos»

    Rubalcaba embusteroEl anuncio del cese de la actividad terrorista de ETA propició ayer una fotografía impensable unos días atrás: el lehendakari estrecha la mano cordialmente al representante de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria en una sala de la Lehendakaritza.

    La ronda de contactos que el jefe del Ejecutivo inició este lunes con las fuerzas políticas vascas llevó a los primeras espadas de Bildu a intercambiar impresiones con López sobre el final del terrorismo o las maneras de abordar «la solución al conflicto», según se mire, ya que para el lehendakari «el único conflicto existente en el País Vasco ha sido la existencia de ETA».

    De hecho, las coincidencias, tanto en el diagnóstico como en las soluciones propuestas, fueron muy escasas. El lehendakari evidenció a Etxeberria, que acudió acompañado por Pello Urizar (EA) y Oskar Matute (Alternatiba), la «gran deuda» de la izquierda abertzale con la sociedad por «haber apoyado, justificado y consentido durante tantos años la violencia», así como la necesidad de que reconozca el daño causado a las víctimas, y les emplazó a reconocer la pluralidad política e identitaria del País Vasco, de manera que abandonen definitivamente sus «posiciones totalitarias».

    El lehendakari tiene claro que el «desistimiento» de ETA supone «el triunfo de la libertad, la democracia y el autogobierno» en el País Vasco.

    Además de reconocer «la verdad» sobre la violencia y su responsabilidad en ella, la izquierda abertzale debe «trasladar ese reconocimiento a las víctimas en las instituciones donde gobierna».

  • Pamplona
  • 29/10/2011
  • ESPAÑA
  • Un agresor de Barcina es concejal 'abertzale'

    Detenidos los autores del tartazo a la presidenta de Navarra / Otro de los arrestados fue condenado por 'kale borroka'

    La Policía Foral detuvo ayer en Pamplona a los tres activistas que el jueves lanzaron sendas tartas contra la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, durante una reunión de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), en la localidad francesa de Toulouse.

    Uno de los detenidos es Gorka Ovejero Gamboa, concejal elegido por una lista de independientes en Arruazu (Navarra) y que ha pertenecido a movimientos del entorno de la izquierda abertzale como Ikasle Abertzaleak y Askapena. Ovejero ha participado en campañas contra el Tren de Alta Velocidad.

    Otro es Julio Villanueva Villanueva, que fue detenido en 2007 tras haber sido condenado a cuatro años y 10 meses de cárcel por ser una de las ocho personas que cortaron los blondines utilizados para construir la presa de Itoiz en abril de 1996.

    El tercero es Ibon García Garrido, natural de Guipúzcoa.

    Poco antes de conocerse las detenciones, desde el Ejecutivo se afirmó que la agresión podría ser tipificada penalmente como «atentado contra la autoridad».

    Los detenidos pertenecen al movimiento de desobediencia al Tren de Alta Velocidad, Mugitu!, que ayer convocó una rueda de prensa en Pamplona para exponer las razones que le llevaron a realizar la acción, que calificó de «acto cómico».

    Los hechos sucedieron en la toma de posesión de la jefatura de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), que se celebraba en Toulouse, donde irrumpió un grupo de personas que estampó a Barcina tres tartas, que impactaron contra su rostro y su ropa.

    La presidenta de Navarra dijo ayer que la agresión fue obra «de esa izquierda abertzale que amenaza, extorsiona y agrede como ayer». Estos activistas «pertenecen a los grupos de los que ya estamos acostumbrados a recibir presiones». Barcina fue preguntada acerca de la tesis de Mugitu!, que negó que fuera una agresión. «Si eso no es una agresión es que utilizamos los términos de diferente forma. Yo fui agredida, vinieron a darme un golpe y tuve suerte de que el merengue hizo una amortiguación».

    Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, tildó de «absolutamente reprobable y rechazable» la agresión y trasladó su «apoyo y reconocimiento» a la líder de UPN.

    El portavoz del Gobierno, José Blanco, también consideró «lamentable» y «condenable» la agresión. Mientras, el dirigente de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria dijo que no otorga «trascendencia política» al ataque.

  • M. M. A. / Vitoria
  • 29/10/2011
  • ESPAÑA
  • Amaiur exige al Gobierno que admita el «derecho a decidir»

    La coalición soberanista presenta a sus candidatos alaveses para el 20-N

    Negociación y autodeterminación serán las dos máximas que la coalición Amaiur, integrada por la izquierda abertzale, Aralar, Eusko Alkartasuna y Alternatiba, llevará a las Cortes tras las elecciones del 20 de noviembre. Representantes de las cuatro formaciones presentaron ayer en Vitoria a sus candidatos alaveses, que no tienen ninguna intención de salirse un ápice de la línea de discurso habitual de la izquierda abertzale heredera de Batasuna.

    Interpretan el «derecho de autodeterminación» como la posibilidad de crear en el País Vasco y Navarra un «Estado propio», una decisión que corresponde «en exclusiva» a la ciudadanía vasca, si bien admitieron que la «realidad política de Navarra» es diferente.

    Sus escaños también servirán para decirle al Estado que se implique en «un proceso de diálogo y negociación [con ETA] que permita alcanzar un escenario de paz y normalización política», señaló Estitxu Iturrate, de Eusko Alkartasuna.

    Junto a ella comparecieron Jon Inarritu, Maite Ariztegi y Jonatan Martínez, que estuvieron acompañados por Rafa Larreina, Iker Urbina e Igor Navarro. Ariztegi explicó que su trabajo «en Madrid» se centrará en lograr «el respeto a los derechos individuales y colectivos» de los vascos, y lo hará en un escenario en el que «la solución está más cerca que nunca».

    Iturrate abundó en la misma argumentación, explicando que la coalición Amaiur no es sino la «unidad de diferentes fuerzas soberanistas» que se trasladan en ese formato lejos del «terreno de juego natural, que es Euskal Herria». Así, adquirieron ayer una serie de compromisos con los electores, entre ellos, «ser la voz del pueblo vasco en Madrid», conseguir la «superación democrática del conflicto político con los estados español y francés», y abrir un proceso de «diálogo y negociación» que tendrá como base el Acuerdo de Guernica.

    1 comentario:

    1. Perlas del lehendakari de palo, y los de siempre, con lo de siempre.

      ResponderEliminar