lunes, 30 de mayo de 2011

Rosa Díez ve las primarias del PSOE «un fraude» y «un juego de pillos»


PILAR ORTEGA / Madrid

30/05/2011 / El Mundo

Pons: «Para acabar con el hipódromo no hacía falta dar un laxante a los caballos»
Una habla con la autoridad que da haber participado -y perdido- en unas primarias y el otro habla por la herida de haber soportado la acusación de que a su líder se le eligió a dedo; una acusación lanzada por quienes ahora, desde su punto de vista, han adoptado la misma vía.

Rosa Díez, líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), y Esteban González Pons, vicesecretario de Comunicación del PP, coinciden: el proceso de primarias con un único candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, es «un fraude puro y duro», «un juego de pillos» y «una pantomima».

Para Rosa Díez, «lo que ha hecho el PSOE es cualquier cosa menos primarias». Lo dice ella, que participó en un proceso como el que ahora, al menos formalmente, se abre en el PSOE. Fue en 1998, cuando Díez militaba en las filas socialistas y disputó el puesto de candidato a lehendakari a Nicolás Redondo Terreros.

Ella perdió, con el 47% de los votos, frente a su rival. «Hicimos una campaña juntos y sin problemas. Lo que pasa es que las primarias no son fáciles cuando el aparato está con el otro candidato», recuerda.

«Un partido tiene todo el derecho a elegir a sus candidatos como quiera, pero lo que no puede hacer es tratar de engañar a los ciudadanos. Lo de Rubalcaba ha sido una designación pura y dura del secretario general, de manera que no quede posibilidad de que alguien se presente», dice respecto al proceso actual de primarias en el PSOE.

A la líder de UPyD, la propuesta de la Ejecutiva federal del PSOE para que Rubalcaba compita en primarias aun siendo por ahora el único candidato le recuerda al «modelo soviético»: «Le han elegido por un método de lo más tradicional, en su sentido más negativo. Zapatero no se ha conformado con designarlo, sino que luego ha sometido su voluntad al Comité Federal».

La elección de Rubalcaba será «democrática», dice Díez, pero «no es democrático engañar a la gente. Todo ha sido una farsa, un fraude puro y duro, un juego de pillos».

Ejemplifica «el esperpento» en lo ocurrido en los últimos días: «Una candidata que no sabíamos que lo era se retira, mientras que el que ha sido designado por la cúpula dice que se presenta a las primarias».

Por su parte, González Pons dice que en su partido están «asombrados» por la «pantomima de primarias». Va más allá y afirma que «lo que hace el PSOE se parece a los referendos de Franco: sólo se puede ir a votar a Rubalcaba, y al que no vaya lo apuntan en una lista». «Ha habido tongo. Puede haber procesos más o menos democráticos en todos los partidos, pero nunca habíamos visto que se eliminara a los contrincantes. Antes de que empezara la partida, Rubalcaba ha comprado al árbitro, a los rivales y al público», añade.

El dirigente popular pone el énfasis en la denuncia de Carme Chacón, cuando dijo que presentarse contra Rubalcaba suponía «romper el partido y el Gobierno».

«No hay primarias porque han quitado a los candidatos. A la única rival posible le doblaron el brazo y tuvo que retirarse. Para acabar con el hipódromo no hacía falta dar un laxante a los caballos», dice, en referencia a las votaciones a los posibles candidatos a suceder a Zapatero a través de elmundo.es.

«Tanto que presumía Zapatero de feminista para acabar cargándose a la chica joven y con futuro para poner al abuelo sin futuro y con demasiado pasado», concluye Pons.

1 comentario:

  1. Pues claro, es una pantomina, ni primarias ni secundarias...

    ResponderEliminar