jueves, 19 de enero de 2012

«Rajoy debe valerse de su mayoría sin miedo»


  • LEONOR MAYOR BARCELONA
  • 19/01/2012 ESPAÑA/El Mundo
  • Vidal-Quadras aboga en su libro 'Ahora, cambio de rumbo' por reformar la Constitución para regenerar la democracia


    Dice la Chacón que Garzón está procesado por perseguir la corrupción. ¿Después de este análisis, puede el PSC seguir manteniéndola de candidata a SG, o lo que es lo mismo, a presidir España?

    A Mariano Rajoy le ha caído un marrón. Ha llegado al poder en una época de crisis galopante. España va mal. Pero no todo está perdido. El nuevo Gobierno del PP tiene en sus manos la posibilidad de remontar. Así lo cree al menos el eurodiputado popular Alejo Vidal-Quadras, quien en su libro Ahora, cambio de rumbo (Planeta) hace un diagnóstico de las causas que han desembocado en esta profunda crisis y aporta una serie de recetas para salir del bache y, de paso, «regenerar la democracia».

    «La responsabilidad que aguarda al presidente del PP es sobrecogedora y requerirá grandes dosis de coraje, liderazgo y patriotismo (...) para alumbrar una nueva estructura institucional y una nueva mentalidad colectiva», explica el autor, quien considera «indispensable que el nuevo Gobierno se valga de su mayoría sin ningún miedo escénico».

    «La crisis económica ha rasgado el velo que disimulaba nuestra crisis política, institucional y moral», sostiene Vidal-Quadras, que atribuye esta decadencia a los mitos de la Transición, los errores y omisiones de la época de José María Aznar y el legado de José Luis Rodríguez Zapatero. En su opinión, «la semilla de la descomposición actual» se plantó durante la redacción de la Constitución «fruto de tiras y aflojas entre una derecha con mala conciencia, una izquierda rencorosa y unos nacionalistas que siempre la percibieron como un punto de partida para sus pretensiones soberanistas».

    Como consecuencia, esa Carta Magna es ahora «un papel mojado que nadie respeta, ni siquiera el propio tribunal encargado de ser su guardián». Vidal-Quadras detecta numerosos cabos sueltos en ese texto constitucional que, con el tiempo, han desembocado en «la laminación de la división de poderes, la construcción de una Administración ineficiente, compleja, hipertrofiada y carísima, la dejación del mercado de trabajo en manos de unos sindicatos anacrónicos e inmovilistas, la degradación de la democracia hasta convertirla en una partitocracia clientelista, la destrucción de la conexión entre representantes y representados y la entrega de la gobernabilidad de la nación a aquéllos [los nacionalistas] cuyo objetivo explícito es liquidarla».

    Pese a lo negro del panorama, el autor de Ahora, cambio de rumbo, que saldrá a la venta el próximo miércoles, cree que una reforma «no menor» de la Constitución -pues «ya es imposible salir con paños calientes, retoques o maquillajes»- puede ser el punto de partida para enderezar la situación. Una modificación que, en su opinión, «debe entrar, bisturí en mano, sin vacilaciones ni complejos» en cuatro frentes: los modelos económico, territorial, institucional y de sociedad.

    Y decidido a ir más allá de las causas y a aportar soluciones muy, muy concretas, Vidal-Quadras detalla cuáles son las medidas necesarias para resucitar la economía y reconstruir el modelo de Estado y sociedad que demanda la España del siglo XXI. En el ámbito económico, invita a la austeridad «extrema» en el gasto público, a la simplificación del sistema tributario, a la erradicación de la cultura del subsidio, a la reducción de la plantilla de asalariados públicos, al cierre de las empresas públicas superfluas, redundantes o inútiles y, entre otras cosas, a la privatización de las televisiones autonómicas y locales públicas.

    En el campo de las relaciones laborales, el autor reivindica la necesidad de revisar el Estatuto de los Trabajadores, eliminar la financiación pública de sindicatos y patronales, descentralizar los convenios de empresa, instaurar el contrato único, adecuar las indemnizaciones por despido y crear un sistema de pensiones que se nutra de una triple base: pública, empresarial e individual.

    En el área social, el eurodiputado popular ve imprescindible apostar por un sistema educativo de calidad. Y en el terreno del modelo de Estado, uno de los que más le preocupan, el autor apuesta por la «redefinición» del ámbito competencial estatal y autonómico, la reducción de las comunidades autónomas, la devolución al Estado de «competencias esenciales en educación» y el control por parte del poder central del déficit de autonomías y ayuntamientos. Vidal-Quadras también ve necesario reformar la Ley electoral, la de partidos, la del aborto y la del matrimonio homosexual.
  • 19/01/2012 ESPAÑA
  • «Zapatero no creyó en la realidad»




    «Extremista, iconoclasta, revanchista y sectario». Así define Vidal-Quadras en 'Ahora cambio de rumbo' al ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, a quien acusa de ser uno de los causantes de la crisis por «no haber creído en la realidad».

    «Zapatero, cuando la realidad se ha opuesto a sus designios, la ha ignorado o atropellado», relata el eurodiputado 'popular', quien no puede evitar comparar al castellanoleonés con Felipe González. El andaluz sale victorioso: «Felipe se comportó invariablemente con un cinismo descarado, pero estuvo siempre dispuesto a plegarse a la realidad», argumenta.

    El 'popular' está convencido de que el socialismo murió ya hace mucho tiempo, allá por los primeros años 90, después de la caída del muro de Berlín. Sostiene que, ante ese fallecimiento, el PSOE tuvo que reinventarse e inició el siglo con un líder nuevo, Zapatero, pero también con «un nuevo bagaje doctrinal», plagado de desaciertos, que ha llevado a España a la situación crítica en la que se encuentra en la actualidad.

    Ese modelo ideológico «radical» del PSOE pasaría por la inclusión de los movimientos contraculturales, la revuelta urbana, la incorporación del feminismo radical y el nihilismo filosófico o la negación del adversario de centro-derecha: «En síntesis, un proyecto caracterizado por su radicalidad, su totalitarismo, su voluntad rupturista y su adanismo arrasador».
  • 19/01/2012 ESPAÑA
  • Los «errores de bulto» del 'aznarato'




    Son muchas las decisiones acertadas que, a ojos de Alejo Vidal-Quadras, tomó José María Aznar durante sus dos mandatos (1996-2004). El autor de 'Ahora, cambio de rumbo', alaba «las acertadas privatizaciones y liberalizaciones, la ortodoxia fiscal o el combate implacable contra el terrorismo». Recuerda también cómo «el déficit desapareció de nuestras preocupaciones, el paro se igualó a la media europea, la convergencia comunitaria rozó el 95% y nuestra renta per cápita rebasó a la italiana y se aproximó a la francesa» durante el 'aznarato'.

    No obstante, hay un 'pero'. Vidal-Quadras considera que a Aznar le faltó una tercera legislatura para «fortalecer el músculo de nuestra economía y reorientar un desarrollo autonómico que estaba vaciando al Estado de competencias». En resumen, que para el autor, la etapa de Aznar «no estuvo exenta de errores de bulto y de omisiones con consecuencias relevantes».

    El eurodiputado reprocha al ex presidente que renunciase a un tercer mandato y, sobre todo, le recrimina la «decisión fatal» que supuso el cambio de estrategia del PP catalán en 1996 cuando Aznar relevó a Vidal-Quadras de la Presidencia del partido en Cataluña: «Su desconocimiento de la realidad catalana le hizo desmantelar su partido en Cataluña y ponerlo en manos de sus peores enemigos, regalando 15 años a los nacionalistas hasta desembocar en el fraude constitucional del Estatuto».
  • DANIEL G. SASTRE XIANA SICCARDI BARCELONA
  • 19/01/2012 ESPAÑA
  • CATALUÑA

    El PP pide ser socio preferente de Mas

    11.000 funcionarios se concentran contra los recortes frente al 'Parlament'




    El PP quiere formalizar su compromiso con CiU en Cataluña, pero los nacionalistas prefieren seguir con la relación liberal. Aunque, de momento, la única puerta que se le abre a Artur Mas es la de los populares, el presidente de la Generalitat rechazó ayer la petición de la líder del PP, Alicia Sánchez-Camacho, de que renuncie a la «geometría variable».

    La presidenta del PP catalán afrontó el pleno de ayer en el Parlament dispuesta a cobrarse el favor que su partido va a hacer a la Generalitat con los Presupuestos de 2012. Los populares votaron con CiU para tumbar las enmiendas a la totalidad de las cuentas del resto de grupos de la oposición, pero, antes, Sánchez-Camacho había lanzado una advertencia al president.

    «No juegue siempre a la geometría variable, porque no siempre le saldrá bien. El país necesita estabilidad. Dialogue, pero no juegue a dialogar con todos», le dijo la presidenta del PP catalán.

    Mas, sin embargo, reclamó su derecho a no cerrarse puertas. «No me diga que no tenemos que hablar con los demás grupos, porque ustedes también lo harán. El Gobierno español hablará con el PSOE y llegará a acuerdos con el PSOE», afirmó el president.

    El debate posterior, que duró más de seis horas, transcurrió entre algún que otro aviso popular al Gobierno catalán para que matice los Presupuestos si quiere su ayuda en el debate definitivo y los reproches de los socialistas. «Ustedes, en vez de cirugía fina, optan por el cuchillo del pan», dijo sobre los recortes sociales la diputada del PSC Rocío Martínez-Sampere.

    Al finalizar las votaciones, a los diputados les esperaban fuera alrededor de 11.000 funcionarios, según fuentes de Interior, que habían concluido frente al Parlament una manifestación contra esos recortes. Los trabajadores públicos, que lanzaron huevos contra la fachada, se encontraron con un gran despliegue policial. La marcha se disolvió pacíficamente después de que representantes de UGT y CCOO consiguieran entrar a la Cámara para explicar sus reivindicaciones a los partidos de izquierdas.
  • CARMEN REMÍREZ DE GANUZA MADRID
  • 19/01/2012 ESPAÑA
  • El PP acusa a los socialistas de «limpiar la caja»


    El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, se estrenó ayer ante los cabezas de lista de su Grupo con un discurso político particularmente duro contra el PSOE. El dirigente popular emplazó a los suyos a «salir a la calle» para justificar en la «herencia envenenada» recibida de los socialistas las medidas de recorte adoptadas por el Gobierno de Rajoy.

    En este contexto, además de incidir en el «boquete» de 20.000 millones de euros que ha supuesto la desviación de las previsiones del déficit, el dirigente popular denunció el «desfase de 5.000 millones en la Seguridad Social», para llegar a afirmar: «Tras llenárseles la boca con la defensa de las políticas sociales, los socialistas volvieron a marcharse limpiando la caja». «Sólo lo salva», insistió aún, «el fondo de reserva que en su día creó el Partido Popular».

    El portavoz animó a los suyos a contrarrestar las acusaciones recibidas sobre la responsabilidad en el déficit de las propias comunidades autónomas del PP: «Ni siquiera las comunidades gobernadas por el PP pudieron prever su situación financiera», dijo, porque «el Gobierno [socialista] se negó, una y otra vez, a prorrogar los Presupuestos, como se le había pedido, y mantuvo unas previsiones para 2011 falsas».

    Alonso se apuntó a romper el viejo discurso de su partido sobre el «impecable» traspaso de poderes. Dijo que él mismo había sido testigo en tres ocasiones de la falta de respuesta del Ejecutivo a las preguntas concretas de los populares, y que eso fue lo que impidió a Rajoy conocer antes del 26 de diciembre la situación real de las cuentas del Estado.

    Pero el portavoz apenas permaneció a la defensiva. Muy al contrario, animó a los cabezas de lista de su Grupo a «no esquivar nunca una pregunta» en sus respectivas circunscripciones, y a culpar al PSOE de subir el IVA «siempre que gobierna» -«y en eso tanto monta Chacón como Rubalcaba», añadió-; así como a explicar la subida «temporal» del IRPF como la «más justa, equitativa y progresiva». «No queremos que la factura la paguen los más débiles. Bastante les hicieron pagar ya los socialistas», afirmó.

    Alberto Fabra se presentó ayer en las Cortes con un pan bajo el brazo de 420 millones de euros: el anticipo del 50% de la financiación autonómica que el conseller de Hacienda, José Manuel Vela, logró la víspera del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Una vez se produzca la transferencia de esos fondos por parte del Gobierno central, comenzará a desplegarse el ansiado plan de pagos a los proveedores, según fuentes del Consell. El objetivo es que, en tres meses, a mediados de mayo, se recuperen los niveles de cumplimiento habituales en los años previos a la crisis de liquidez.

    El anticipo de 420 millones tiene como causa directa la delicada situación generada a finales de 2011, cuando la Generalitat no pudo afrontar la devolución de un préstamo. El adelanto no habría sido posible sin las medidas aprobadas por el Ejecutivo de Alberto Fabra, calificadas de valientes en el Consejo de Política Fiscal, y sin el dato del déficit del año pasado, que se situó en la Comunidad Valenciana en el 3,6%, mientras otras regiones superaban el 4%.

    Las previsiones de la Generalitat contemplan que en el cobro de facturas pendientes, dentro del plan de pagos a proveedores que se activará en un mes (15 días después de que se realice la transferencia de fondos por parte del Estado), se priorice el criterio de la antigüedad, según las mismas fuentes.

    Las aportaciones del Gobierno central se concretarán en forma de avales de deuda, préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), anticipos de pago y aplazamientos de la devolución de los excedentes transferidos a las comunidades autónomas entre 2008 y 2009. El Consell considera que ha dejado de depender de los mercados financieros.

    En la tribuna, el jefe del Consell anunciaba el adelanto, mientras el líder socialista, Jorge Alarte, se preguntaba por el precio del rescate y advertía de que los compromisos de pago a largo plazo ascienden a 62.000 millones de euros.

    En pasillos, algunos diputados del PP celebraban que «las cosas están saliendo» y el conseller Vela explicaba que se trata de un «tema planteado hace algunos meses y del que Rajoy se ha hecho eco».

    1 comentario:

    1. Pues no veo que lo utilice en condiciones, más bien acondición.

      ResponderEliminar