lunes, 16 de enero de 2012

ETA traslada explosivos en Francia sólo tres meses después de su "cese definitivo"


  • Vitoria amaneció ayer repleta de pintadas a favor de la banda. / EFE
    Todos ellos formaban parte del 'aparato logístico' etarra
    16 ENE 2012/La gaceta

    Alberto Lardiés. Los tres terroristas detenidos portaban documentación falsa de la Guardia Civil. Interior confirma la identidad de los arrestados, que iban armados y se resistieron.

  • ETA anunció a bombo y platillo el “cese definitivo de la actividad armada” el pasado 20 de octubre. Pero la credibilidad de este extremo que ha quedado cuando menos minada al confirmarse que los tres etarras detenidos anteayer en el Norte de Francia iban armados y trasladaban materiales para fabricar explosivos. En concreto, uno de los arrestados llevaba resina de cristal, epoxy y circoflex. Y resulta aún más revelador que dichos productos se habían adquirido recientemente.

    Asimismo, los terroristas apresados por la Guardia Civil y las autoridades francesas en la localidad de Joigny portaban abundante documentación falsa. En concreto, llevaban seis tarjetas de identificación de la Guardia Civil que, por supuesto, eran falsas. Los agentes galos efectuaron varios registros en los domicilios de los tres presuntos etarras y hallaron 16 DNI falsos, un documento portugués, un documento francés, un teléfono móvil sin batería y dinero en metálico.

    El Ministerio del Interior confirmó ayer la identidad de los tres detenidos. Se trata de Jon Etxebarría Oyarbide, Íñigo Sancho Marco y Rubén Rivero Campo. Ayer, LA GACETA fue el único diario que reveló estos tres nombres, después de que Interior sólo confirmase la detención de Etxebarría, que era el sujeto al que perseguían los agentes cuando se reunió con los otros dos supuestos terroristas.
    Los detenidos fueron dirigentes de Segi, rama juvenil de ETA, antes de pasar a engrosar las filas del aparato político de la banda, según los investigadores. Dos de ellos tenían antecedentes por actos de kale borroka. Y, como también informó en exclusiva este diario, uno de ellos, Rivero Campo, natural de Balmaseda, se presentó como número 12 por la lista de Abertzale Sozialistak en su localidad en las elecciones municipales de 2007.

    En el momento de la detención, los cachorros etarras se resistieron e incluso uno de ellos -al parecer Etxebarría, el de mayor rango en la banda- intentó sacar su arma. Pero los agentes no le dieron tiempo. Y acabó esposado, como sus dos compinches.

    El arresto del sábado guarda bastantes similitudes con la detención, en junio del año pasado, de Iñaki Domínguez Atxalandabaso, otro etarra del aparato político que fue detenido en un tren. Se dirigía desde Turín (Italia) hacia suelo francés con abundantes materiales para fabricar explosivos. Ya entonces ETA llevaba meses en tregua. Por otro lado, en la noche del sábado la Ertzaintza detuvo en Vitoria al batasuno Ekaizt Samaniego. Como respuesta, ayer las calles de la capital vasca amanecieron con varias pintadas a favor de ETA.

1 comentario:

  1. Todo esto, para despejar incógnitas de los más reacios a creerlo.

    ResponderEliminar