martes, 14 de junio de 2011

«¿Vio usted a Manzano conducir el camión?»


M. MARRACO / Madrid

14/06/2011

Zapatero embustero La juez de Madrid que investiga al jefe de los Tedax en el 11-M, Juan Jesús Sánchez Manzano, tomó ayer declaración al ingeniero que hace unos días remitió un escrito al Juzgado ofreciendo algunos datos sobre el destino de los trenes afectados por las explosiones. El testigo relató a la juez que el 12 de marzo de 2004, mientras circulaba por la carretera N-IV, observó un camión articulado que portaba uno de los vagones afectados por las explosiones. Circuló en paralelo al camión, fijándose en los detalles de los destrozos, pero no anotó la matrícula del vehículo, según dijo ayer. En su escrito al Juzgado, el testigo apuntaba, por la dirección que llevaba el camión, dos posibles lugares de desguace.

En la comparecencia estuvieron presentes los abogados de la Asociación de Ayuda a Víctimas del 11-M -impulsora de la causa-, de la AVT y la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, que, al igual que el Sindicato Unificado de la Policía (SUP), están personados como acusación. También asistió a la diligencia la representación de Manzano. Con su pregunta, la letrada apuntó a la escasa trascendencia que el destino y destrucción de los trenes puede tener en la causa: «¿Vio usted si el señor Manzano conducía el camión?». El testigo, algo perplejo, respondió que no.

El destino de los trenes ya fue tratado por el tribunal del 11-M, al que Renfe aclaró que «el desguace se efectuó entre los días 13 y 14 de marzo de 2004». En su sentencia sobre la masacre, el Supremo reprochó la premura con la que el juez Del Olmo permitió -si bien no consta autorización escrita- su destrucción.

Lo que ahora investiga la juez Coro Cillán es lo que sucedió, precisamente, con lo que no iba en el camión: los cientos de restos que los tedax fueron recogiendo en los focos de explosión, cuya desaparición ha llevado a la imputación de Manzano y de la perito de su unidad.

1 comentario:

  1. Pues vaya, haber si nos vamos centrando.
    ¡Queremos saber la verdad!

    ResponderEliminar