viernes, 3 de junio de 2011

El PSOE facilita la investidura de Cascos al retirar a su candidato


OAQUÍN MANSO / Madrid

03/06/2011/ El Mundo

El ex ministro ya no necesita al PP y dice que «cuanto más amplio sea el Gobierno, mejor»
Zapatero embusteroFrancisco Álvarez-Cascos podrá ser presidente de Asturias sin necesidad de contar con el apoyo de ningún otro grupo parlamentario, ni siquiera el del PP, después de que el PSOE reculase ayer de su decisión inicial de presentar como candidato alternativo a su líder, Javier Fernández.

Esta situación hace suficientes los votos de los 16 diputados de Foro Asturias (FAC) para investir a Cascos en una segunda vuelta, si es que en la primera no sumase mayoría absoluta, y deja al PP sin su principal baza en una negociación política, en la que pretendía ofrecer su apoyo a su rebelde ex secretario general en el Ejecutivo autonómico y en el Ayuntamiento de Gijón, a cambio de que él les permitiese estabilidad para su archienemigo Gabino de Lorenzo en la Alcaldía de Oviedo.

De hecho, la candidata popular, Isabel Pérez-Espinosa, había concluido su encuentro del miércoles con Cascos recordando que ningún partido tenía «mayoría suficiente para gobernar en solitario», lo que obligaría a «llegar a acuerdos».

Fuentes de la Federación Socialista Asturiana justificaron su cambio de postura en que el partido debe asumir su papel de oposición porque «con 15 diputados, la comunidad sería ingobernable». «El resultado de las urnas ha dejado una combinación endiablada, pero ha dado a la derecha la responsabilidad de gobernar y tiene la obligación política y moral de aceptarla», señalaron, al tiempo que descartaron participar en los «pactos parlamentarios, de legislatura o de gobierno» que Cascos ha ido ofreciendo durante la semana a todas las fuerzas políticas.

El PSOE deja vía libre así a FAC, el grupo con más representantes en el Parlamento regional, de la misma forma que hace días anunció que tiene la intención de abstenerse en Oviedo, lo que facilitaría la investidura del candidato con más sufragios: el del PP, Gabino de Lorenzo. A lo que no renuncia es a la ciudad más poblada, Gijón. Ahí los socialistas fueron los más votados, pero FAC y PP, si son capaces de ponerse de acuerdo, suman mayoría absoluta.

La intención del PP regional (cuyos dirigentes sacaron una impresión «muy positiva» del encuentro de Cascos con Pérez-Espinosa) es llegar con FAC a acuerdos globales que garanticen la estabilidad institucional y eviten gobiernos en minoría. Les preocupa particularmente Oviedo, donde todos los partidos que formarán la oposición ya han advertido de que vetarán alguna de las operaciones urbanísticas que más comprometen al alcalde.

Enfrente, el ex vicepresidente del Gobierno -que recibió ayer al líder de IU, Jesús Iglesias- sigue apostando por la autonomía de las organizaciones locales de FAC para negociar los ayuntamientos y proclamó en público que «cuanto más amplio sea el gobierno regional, mejor para los asturianos».

Sin duda, cuenta con que las fechas para que se constituyan los consistorios y el Parlamento se acercan y la presión interna crece en el PP; y con que, al fondo, aparecen unas elecciones generales que en FAC consideran la gran oportunidad para afianzar su apuesta política, porque la base social de la derecha en Asturias no perdonará más errores al PP

1 comentario:

  1. Estará más contento ahora el general secretario, o no??.

    ResponderEliminar